Reino Unido asegura que Assange no será extraditado si abandona la Embajada de Ecuador en Londres

Homenaje a Julian Assange junto a la Embajada de Ecuador en Londres
REUTERS / PETER NICHOLLS - Archivo
Actualizado 26/10/2018 8:45:24 CET

QUITO, 26 Oct. (Reuters/EP) -

El fiscal general de Ecuador, Iñigo Salvador, ha informado este jueves de que las autoridades de Reino Unido han asegurado que el fundador de Wikileaks, Julian Assange, no será extraditado si abandona la Embajada ecuatoriana en Londres, donde se encuentra desde 2012.

Reino Unido ha indicado que no ha recibido ninguna solicitud de extradición y ha manifestado que el periodo de encarcelamiento al que sería sometido Assange por violar los términos de la puesta en libertad bajo fianza al buscar asilo en la Embajada no excederían los seis meses.

Salvador ha señalado que Ecuador ha aseverado que si Assange decide quedarse en la Embajada, Ecuador pondrá nuevas condiciones a su estancia después de que éste presentara una demanda contra Quito por violar "sus derechos y libertades fundamentales" al restringir al mínimo exigible sus condiciones de estancia.

"El señor Assange tiene la opción de entregarse a las autoridades británicas con esas garantías o permanecer en la Embajada de Ecuador, pero dado que el asilo ha durado seis años y no hay señales de que se vaya a solucionar vamos a establecer una serie de normas", ha afirmado.

El ex juez español Baltasar Garzón y el abogado ecuatoriano Carlos Poveda, que forman parte de la defensa legal de Assange, han explicado en rueda de prensa desde Quito que han presentado una acción de protección contra el protocolo especial de visitas, comunicaciones y atención médica que las autoridades ecuatorianas han impuesto al ciberactivista.

Los juristas han indicado que la acción de protección "está basada en la vulneración de sus derechos con respecto a la restricción de las telecomunicaciones y la implementación unilateral del denominado 'Protocolo especial de visitas, comunicaciones y atención médica'".

Garzón ya denunció el jueves la "situación inhumana" en la que se encontraría Assange desde el pasado mes de agosto, cuando Ecuador decidió aplicar un protocolo especial para regular las "condiciones mínimas de estadía del asilado" que, entre otras cosas, limitaba su acceso a Internet a la conexión WiFi.

El ministro de Asuntos Exteriores de Ecuador, José Valencia, ha indicado a Reuters que se siente "frustrado" por la decisión de Assange de presentar la demanda y ha insistido en que le país no intervendrá más a su favor frente a Reino Unido.

CASO ASSANGE

El anterior Gobierno ecuatoriano, presidido por Rafael Correa, concedió a Assange asilo político en junio de 2012 pero Reino Unido, donde se encontraba en esos momentos, se negó a concederle un salvoconducto para que viajara a Ecuador alegando que debía ejecutar una orden de detención cursada por la Justicia sueca.

En Suecia, estaba acusado de varios cargos de abuso sexual, entre ellos una supuesta violación, la acusación más grave. En estos años, la Fiscalía sueca ha archivado todas las causas contra Assange, bien por prescripción, bien por falta de pruebas.

Sin embargo, Reino Unido ha aclarado que en cuanto el fundador de Wikileaks ponga un pie en suelo británico será detenido porque las autoridades británicas también le acusan de violar las condiciones de su libertad condicional, lo que ha prolongado su estancia en la Embajada ecuatoriana en Londres.

Contador