Actualizado 17/12/2015 19:54 CET

Suecia pedirá otra vez a Ecuador interrogar a Assange por las acusaciones de violencia sexual

Julian Assange.
REUTERS

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía sueca solicitará nuevamente interrogar al fundador de Wikileaks, Julian Assange, por las acusaciones de abusos sexuales pendientes en la nación escandinava, después de que Suecia y Ecuador llegaran a un acuerdo de cooperación.

"Pronto se presentará otra petición a Ecuador concerniente al permiso para interrogar al señor Julian Assange en la Embajada en Londres", donde lleva recluido tres años, según ha informado la Fiscalía en un comunicado.

El Ministerio Público del país nórdico ha detallado que "el documento será enviado al Ministerio de Justicia de Ecuador a través de los canales diplomáticos".

Estocolmo ha recordado que "el pasado mes de junio Reino Unido dio su autorización para que la investigación siga en Londres", de modo que "las autoridades británicas serán informadas de cualquier evolución en el caso".

Suecia ha vinculado este avance en el caso Assange a la firma de "un acuerdo general de asistencia legal mutua con Ecuador" para destrabar el asunto.

Assange fue objeto de cuatro denuncias por violencia sexual en Suecia, de las cuales ya han prescrito tres, aunque aún sigue vigente el cargo más grave, el de violación, que no decaerá hasta 2020.

CASO ASSANGE

El periodista lleva recluido en la Embajada en Londres desde el 19 de junio de 2012, cuando solicitó asilo político a Ecuador. Aunque éste se lo concedió, Reino Unido se negó a darle un salvoconducto, insistiendo en que tiene la "obligación legal" de extraditarle a Suecia.

Assange solicitó asilo político argumentando que se encuentra en un "estado de indefensión" ante la posibilidad de que, una vez en Suecia, sea extraditado a Estados Unidos, donde supuestamente se está celebrando un juicio secreto, sin que Australia --su país de origen-- lo impida.

El fundador de Wikileaks asegura que es víctima de una "persecución política" por parte de Estados Unidos por revelar cientos de miles de documentos clasificados del Departamento de Estado sobre las guerras en Irak y Afganistán y sobre las relaciones diplomáticas con otros países.