Publicado 16/11/2021 03:16CET

Yemen.- Las autoridades yemeníes afirman que más de 190 huthis, incluido un líder, han muerto en los últimos días

Archivo - Huthis y seguidores del grupo en una manifestación en la capital de Yemen, Saná
Archivo - Huthis y seguidores del grupo en una manifestación en la capital de Yemen, Saná - Hani Al-Ansi/dpa - Archivo

Los ataques aéreos dejan 180 muertos en Marib y once en Hodeida

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

Más de 190 huthis, entre ellos un líder militar, han muerto en los combates de los últimos días en la ciudad portuaria de Hodeida y en Marib, en Yemen.

Funcionarios locales han detallado que los huthis, liderados por el jefe de seguridad del distrito de Zabid, en Hodeida, Alis Nasse Jahaf, lanzaron un ataque contra las Fuerzas Conjuntas de Yemen en Al Haima, donde enfrentaron una fuerte resistencia y fueron bombardeados por la coalición liderada por Arabia Saudí.

Estos ataques aéreos, que cesaron el lunes al detener los huthis su ofensiva, se han cobrado la vida de Jahaf, tal y como han asegurado los funcionarios al diario saudí 'Arab News'.

Precisamente, las llamadas Fuerzas Conjuntas de Yemen, una milicia respaldada por Emiratos Árabes Unidos contra la insurgencia huthi, confirmaron el domingo la retirada de sus posiciones de Hodeida en una decisión que podría dejar la zona completamente en manos de los rebeldes.

Por otro lado, un oficial militar local ha indicado que más de 180 huthis han fallecido en batallas contra las fuerzas gubernamental o bombardeos de la coalición en la ciudad central de Marib en la última jornada.

Esto se habría producido cuando cientos de huthis atacaron a tropas yemeníes en Al Kasara y Serwah en su intento de avanzar en la ciudad, capital de la provincia homónima en el norte del país y último gran bastión de las fuerzas del Gobierno de Yemen.

La guerra en Yemen enfrenta al Gobierno reconocido internacionalmente, encabezado por Abdo Rabbu Mansur Hadi y apoyado por una coalición internacional liderada por Arabia Saudí, y a los huthis, respaldados por Irán.

Los rebeldes controlan Saná y otras zonas del norte y el oeste del país. El conflicto ha sufrido un recrudecimiento en varios frentes durante los últimos meses, pese a los esfuerzos internacionales de mediación, en una guerra que ha provocado la que es la mayor crisis humanitaria mundial.

Contador