Publicado 28/10/2020 22:04CET

Yemen.- La crisis alimentaria de Yemen podría ser una "sentencia de muerte" para los niños, avisa Save the Children

Niños desplazados por el conflicto en Yemen
Niños desplazados por el conflicto en Yemen - JONATHAN HYAMS/SAVE THE CHILDREN - Archivo

La guerra, las carencias económicas y un sistema de salud colapsado afectan al acceso a alimentos de los niños

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

Save The Children ha advertido este miércoles de la crisis alimentaria que experimenta Yemen podría convertirse en una "sentencia de muerte" para los niños del país, al tiempo que ha manifestado su "profunda preocupación" por los menores yemeníes.

"Las cifras recientes publicadas sobre el sur de Yemen deberían servir como una llamada de alerta", ha señalado el director de Save the Children en Yemen, Xavier Joubert, que ha considerado que es "probable" que mueran más niños y niñas en todo el país si la crisis no se resuelve "rápidamente".

"La combinación mortal de guerra y hambre acerca a miles de niños y niñas cada día más al abismo", ha agregado, poniendo el foco en que los menores yemeníes se han convertido en "daños colaterales" del conflicto, que se extiende ya más de cinco años.

"Es horrible pensar que, en solo la mitad del país, casi 100.000 menores de cinco años están al borde de la inanición, desnutridos hasta el punto de que sus vidas están en juego. Y las cifras pueden ser incluso más altas en todo el país", ha remachado Joubert.

La organización ha subrayado que la guerra, el aumento de los precios de los alimentos, un sistema de salud colapsado por la COVID-19 y las carencias económicas afectan "profundamente" al acceso a los alimentos de los niños yemeníes, lo que aumenta el número de menores que están al borde del hambre o incluso de la inanición.

Según Save the Children, en algunas clínicas donde prestan servicios, la cantidad de niños y niñas desnutridos que acudieron para recibir un tratamiento que les salvó la vida aumentó en un 60 por ciento entre finales del año pasado y julio de 2020.

En las clínicas de Al Hudayda, el promedio mensual de admisiones de niños y niñas que padecen desnutrición aguda grave o moderada aumentó en un 60 por ciento entre marzo y julio de 2020, en comparación con los cinco meses anteriores. El personal sanitario ha identificado un aumento del 5 por ciento de niños y niñas con desnutrición aguda en las comunidades que visitan.

A juicio de Save the Children, el creciente número de niños que pasan hambre es un "claro indicador" del "deterioro" de la situación alimentaria en Yemen, cuya población cada vez tiene menos capacidad para comprar alimentos debido al aumento de los precios.

El coste de una cesta de alimentos en las áreas del norte ha aumentado en 2.400 riales yemeníes (aproximadamente 8 euros) desde enero. En el sur, el coste mínimo de una cesta de alimentos se ha incrementado en 6.331 riales yemeníes (más de 21 euros), un 15 por ciento más de lo que costaba en la crisis de 2018.

La organización, que ha proporcionado alimentos a 8.783 personas --2.975 de ellos niños-- en lo que va de 2020, ha pedido a los donantes que aumente su apoyo para los programas que salvan vidas en Yemen.

También ha exhortado a todas las partes en el conflicto a trabajar en favor de una solución política sostenible y para que las organizaciones humanitarias tengan acceso sin trabas a todas las áreas para los más necesitados.

Contador