Yemen.- EAU anuncia la retirada de sus tropas de Adén y entrega el control a las fuerzas saudíes y yemeníes

Publicado 30/10/2019 18:00:39CET

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Emiratos Árabes Unidos (EAU) ha anunciado este miércoles la retirada de sus tropas de la ciudad yemení de Adén (sur) y ha confirmado que la seguridad de la misma ha sido transferida a las fuerzas saudíes y las del Gobierno yemení reconocido internacionalmente.

Las tropas emiratíes han sido recibidas a su regreso al país por el jefe del Estado Mayor, Hamad Mohamed Zani al Rumaizi, y el secretario de Estado para Defensa, Mohamed bin Ahmed al Bouardi, según la agencia estatal emiratí de noticias, WAM.

Las Fuerzas Armadas de EAU han señalado que sus fuerzas "reiniciarán, junto a sus aliados, su lucha contra las fuerzas terroristas en el sur de Yemen y otras regiones", al tiempo que han destacado que la coalición que lidera Arabia Saudí "han liberado muchas otras zonas de Yemen de los rebeldes huthis, impidiendo los intentos de Irán de infiltrarse en Yemen y dominar sus asuntos internos".

"La seguridad y la estabilidad han sido restaurados en la provincia (de Adén). Las fuerzas (emiratíes) entrenaron y armaron a las fuerzas yemeníes de forma que estén capacitadas para traspasarles sus responsabilidades militares", ha remachado.

El Gobierno reconocido internacionalmente y los separatistas suryemeníes alcanzaron el viernes un principio de acuerdo para un reparto de poder, después de que los secesionistas se volvieran en agosto contra las autoridades en Adén por desavenencias durante su campaña conjunta contra los huthis.

El pacto inicial alcanzado entre el Ejecutivo de Abdo Rabbu Mansur Hadi y el Consejo de Transición del Sur (CTS) llegó después de casi tres meses de conversaciones indirectas bajo los auspicios de Arabia Saudí, líder de la coalición contra los rebeldes, cuya fractura puso de manifiesto la volatilidad de las relaciones entre estos grupos.

El CTS forma parte de la alianza suní que intervino en Yemen en marzo de 2015 para restaurar el poder del Gobierno del presidente del país, Abdo Rabu Mansur Hadi, después de que fuera expulsado de Saná por los huthis. En las semanas previas a la ruptura, los separatistas denunciaron haber recibido ataques de grupos islamistas, también participantes en esta alianza.

Las fuerzas separatistas, que han sido armadas y entrenadas por EAU, intentaron ampliar su alcance en el sur, enfrentándose con las fuerzas gubernamentales en unos combates que amenazaron con fragmentar aún más el país y complicar los esfuerzos de paz de Naciones Unidas.