Publicado 29/04/2020 8:55:44 +02:00CET

Yemen.- EEUU rechaza la declaración de autogobierno de los separatistas del sur de Yemen y llama al diálogo

Yemen.- EEUU rechaza la declaración de autogobierno de los separatistas del sur
Yemen.- EEUU rechaza la declaración de autogobierno de los separatistas del sur - Contacto

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

Estados Unidos está "preocupado" por la reciente proclamación de autogobierno de los separatistas del sur de Yemen que conforman el Consejo de Transición, una declaración que, a su juicio, solo contribuye a aumentar la "inestabilidad" en el país, por lo que ha hecho un llamamiento al diálogo con el Gobierno del presidente yemení, Abdo Rabbu Mansur Hadi.

"Estados Unidos está preocupado por las últimas acciones del Consejo de Transición de Yemen, incluido el anuncio de "autogobierno". Acciones unilaterales así solo exacerban la inestabilidad en Yemen", ha dicho el Departamento de Estado estadounidense, en un comunicado.

El departamento que dirige Mike Pompeo ha asegurado que este tipo de acciones son "especialmente de poca ayuda" en un país que está "amenazado" por el coronavirus y ha recalcado que además amenazan los esfuerzos de Naciones Unidas por reanudar las negociaciones políticas entre el Gobierno yemení y los huthis.

"Pedimos al Consejo de Transición y al Gobierno de la república de Yemen que vuelvan a involucrarse en el proceso político contemplado por el acuerdo de Riad", ha concluido.

El Consejo de Transición del Sur, el órgano político de los separatistas del sur de Yemen, declaró el sábado un autogobierno que incluye, entre otras áreas, la ciudad de Adén, sede del Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi tras el avance de los rebeldes huthis en la parte norte del país.

La declaración de autogobierno ha sido ya rechazada por la coalición militar liderada por Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos y por la Unión Europea.

El pasado mes de agosto, las fuerzas del Consejo de Transición lanzaron una ofensiva que les llevó a hacerse con Adén, la ciudad a la que el Gobierno yemení fue expulsado por los insurgentes huthis tras hacerse con el control de la capital, Saná, durante los primeros días de la guerra.

Tras varias semanas de tensión, los separatistas, respaldados por Emiratos Árabes Unidos, y el Gobierno de Adén lograron alcanzar una tregua que les emplazó a un frágil acuerdo de paz en noviembre, donde se pactaron varios compromisos, entre ellos la creación de un gobierno de unidad, que las autoridades de Adén no han cumplido, según los separatistas.

Además, el Consejo de Transición ha denunciado que el Gobierno yemení ha incumplido los términos del acuerdo y lleva varios meses negándose a pagar los salarios de sus fuerzas, al tiempo que ha acusado al Ejecutivo de fomentar la división social y de deteriorar los servicios básicos.