Publicado 01/06/2021 14:29CET

Yemen.- El enviado de la ONU se muestra "frustrado" por la falta de un acuerdo para poner fin al conflicto en Yemen

Archivo - El enviado especial de la ONU para Yemen, Martin Griffiths
Archivo - El enviado especial de la ONU para Yemen, Martin Griffiths - Bernd von Jutrczenka/dpa - Archivo

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

El enviado especial de Naciones Unidas para Yemen, Martin Griffiths, se ha mostrado "frustrado" por la falta de avances en las conversaciones para lograr un acuerdo para el fin de la guerra en el país, tras una nueva ronda de contactos con las autoridades yemeníes reconocidas internacionalmente y con los huthis.

"Nadie puede estar más frustrado que yo. Hemos pasado un año y medio en cosas que son relativamente fáciles de describir, como el alto el fuego, la apertura del aeropuerto de Saná y los puertos de Hodeida, así como el muy retrasado inicio de las negociaciones políticas", ha señalado Griffiths.

"Hemos estado negociando esto en detalle, palabra por palabra, con ambas partes", ha dicho, antes de resaltar que "a veces se logran avances y parece que va a funcionar, que habrá un acuerdo, pero entonces interviene la guerra y una u otra parte piensa que ganará más en el campo de batalla, por lo que no quieren terminar aún la guerra".

Así, ha recalcado que "el llamamiento es muy simple: poned fin a la guerra, poned fin a las expectativas sobre avances militares, poned fin al conflicto, construid la paz en Yemen, haced de Yemen un lugar para la gente de Yemen", ha manifestado Griffiths, quien ha incidido en que la ONU "ha sugerido muchas formas para reducir las diferencias entre las partes".

Griffiths ha reiterado que "hay un apoyo considerable a nivel regional e internacional" a los esfuerzos de la ONU y al plan que ha presentado a las partes, si bien ha destacado que "lo más importante es el deseo del pueblo yemení de que esta guerra termine y recuperar sus libertades".

"Esperamos que ese apoyo del pueblo yemení y de las organizaciones regionales e internacionales, así como todo el trabajo con las partes durante el último año, dé resultados y permita que estas largas negociaciones tengan una conclusión exitosa", ha argüido.

De esta forma, ha vuelto a pedir el fin de los "impedimentos al acceso" a alimentos y bienes esenciales de los yemeníes, incluida la retirada de las restricciones al puerto de Hodeida, un alto el fuego, la reapertura del aeropuerto de Saná y el fin del ciclo de violencia en el país asiático.

"Es injusto negarle a la población de Yemen el deseo de que hay un final a su sufrimiento a la vista. Es totalmente injusto negarles la expectativa de un futuro más brillante. Yemen será gobernado de forma sostenible sin un dominio militar y sin interferencias extranjeras", ha sostenido.

Por ello, ha incidido en que "es necesario valor para alejarse de la guerra" y hacer "grandes concesiones y sacrificios" para lograr un acuerdo. "Espero que este valor sea hallado en el liderazgo y el pueblo de Yemen para poner fin a este conflicto", ha zanjado.

La guerra en Yemen enfrenta al Gobierno reconocido internacionalmente, encabezado por Abdo Rabbu Mansur Hadi y apoyado por una coalición internacional liderada por Arabia Saudí, y a los huthis, respaldados por Irán.

Los rebeldes controlan la capital, Saná, y otras zonas del norte y el oeste del país. El conflicto ha sufrido un recrudecimiento en varios frentes durante los últimos meses, pese a los esfuerzos internacionales de mediación, en una guerra que ha provocado la que es la mayor crisis humanitaria mundial.

Contador