Publicado 02/06/2020 16:44CET

Yemen.- Guterres alerta de la incidencia de la pandemia en Yemen, que ya está en una "carrera contrarreloj"

Yemen.- Guterres alerta de la incidencia de la pandemia en Yemen, que ya está en
Yemen.- Guterres alerta de la incidencia de la pandemia en Yemen, que ya está en - Hani Al-Ansi/dpa - Archivo

MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha afirmado que Yemen está inmerso en una "carrera contrarreloj" por una sucesión de desafíos a los que ahora se suma la COVID-19, que ya estaría dejando en zonas como Adén tasas de mortalidad que están "entre las mayores del mundo", pese a la falta de datos oficiales.

La guerra que comenzó en Yemen en marzo de 2015 ha convertido al país en "la mayor crisis humanitaria de todo el mundo", hasta el punto de que 24 millones de personas, cuatro de cada cinco yemeníes, necesitan ayuda humanitaria. Dos millones de niños sufren desnutrición aguda y casi cuatro millones de personas han tenido que abandonar sus hogares, 80.000 de ellas este año.

Este escenario ha sido durante estos años el caldo de cultivo para enfermedades como el cólera, que ya ha afectado a 110.000 personas en 2020, y las recientes inundaciones no han hecho sino aumentar el peligro de que se extiendan otras como la malaria o el dengue.

A todo ello se suma también el coronavirus, cuyo primer caso en Yemen data del 10 de abril. Guterres, que ha inaugurado una conferencia de donantes para paliar las carencias presupuestarias frente a esta crisis, ha asegurado que la pandemia de COVID-19 representa "una aterradora amenaza para algunas de las personas más vulnerables del mundo", en un país donde la mitad de su población no puede lavarse las manos con agua limpia.

Yemen ha registrado algo más de 350 casos de coronavirus y apenas 84 fallecidos, pero las organizaciones que trabajan sobre el terreno asumen que estos datos son solo la punta del iceberg porque en algunas zonas ya se están detectado aumentos significativos en los fallecimientos.

Guterres ha coincidido en que, "probablemente", los datos oficiales no sirven para determinar la extensión real de la pandemia, entre otras razones por la escasa realización de pruebas. "Tenemos razones para pensar que ya hay transmisión comunitaria (del virus) en todo el país", ha advertido.

Esta extensión preocupa, entre otras razones, porque en Yemen solo la mitad de las instalaciones médicas están operativas y hay una grave carencia de equipos y suministros básicos. "Muchos trabajadores sanitarios están entre quienes han contraido el virus", ha subrayado Guterres en su discurso.

RECLAMA MEDIDAS "URGENTES"

El máximo responsable de Naciones Unidas ha reclamado una acción "urgente" para conservar los proyectos abiertos y, al mismo tiempo, desarrollar nuevos programas que permitan hacer frente a los efectos de la pandemia de coronavirus. Para ello hacen falta fondos.

"Nunca antes habíamos tenido tan poco dinero para las operaciones de ayuda en Yemen. Las agencias estiman que necesitarán hasta 2.410 millones de dólares para cubrir la ayuda más esencial entre junio y diciembre, también programas para combatir la COVID-19", ha explicado Guterres, quien ha añadido que, sin un aumento "significativo" de los fondos, en las próximas semanas se cancelarán más de 30 de los 41 grandes programas coordinados por la ONU.

El objetivo final, no obstante, pasa por "terminar la guerra", ya que de ello depende, según Guterres, la resolución del resto de crisis. El secretario general de Naciones Unidas ha advertido de que solo este año más de medio millar de personas han muerto o resultado heridas, razón por la cual ha vuelto a llamar a un alto el fuego.

"Los yemeníes necesitan la paz desesperadamente", ha añadido.