Publicado 03/12/2020 15:46CET

Yemen.- La hambruna se cierne sobre casi 50.000 personas en Yemen en los próximos meses

Niño desnutrido en un hospital de Saná, en Yemen
Niño desnutrido en un hospital de Saná, en Yemen - MOHAMMED MOHAMMED / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

La grave crisis alimentaria que atraviesa Yemen ha llevado ya a que por primera vez en dos años haya núcleos de población en situación equivalente a la hambruna y las agencias de la ONU temen que, si no se toman medidas de forma urgente, pueda haber hasta 47.000 personas en una situación límite en el primer semestre de 2021.

Actualmente, los expertos estiman que hay unos 16.500 yemeníes en la fase cinco de la escala de inseguridad alimentaria, lo que implica que no puden acceder a una dieta básica que garantice siquiera su supervivencia. Además, prevén que la cifra de personas en fase cuatro, de emergencia, aumente de 3,6 a 5 millones en la primera mitad de 2020, lo que les deja a un paso de la hambruna.

Sin llegar a estos niveles, la ONU anticipa que más de la mitad de la población --16,2 de los 30 millones de habitantes de Yemen-- sufrirá inseguridad alimentaria en los próximos seis meses, fruto en gran medida de una guerra que ha terminado de derribar al país en términos sociales y económicos.

El director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA), David Beasley, considera que estos "alarmantes" datos "deben ser una llamada de atención al mundo" para atender a Yemen, "al borde de la hambruna". "No se equivoquen, 2021 será incluso peor que 2020 para la población más vulnerable", ha advertido en un comunicado.

En este sentido, ha subrayado que "aún se puede prevenir la hambruna", pero "la oportunidad se desvanece con cada día que pasa". Las organizaciones estiman que es necesario un apoyo humanitario coordinado, entre otras razones porque Yemen importa el 80 por ciento de sus alimentos y más del 70 por ciento vive en zonas rurales.

La directora del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), Henrietta Fore, ha recalcado que "el mundo no puede quedarse parado mientras Yemen avanza hacia la hambruna y millones de niños y familias vulnerables pasan hambre". La situación, ha agregado, "ya es catastrófica" y, "sin acciones urgentes, morirán más niños".

"Mantener vivas a las personas conservando el flujo de comida es imperativo, pero este ciclo no puede continuar siempre", ha declarado por su parte el director general de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Qu Dongyu, que ha reclamado el "cese del conflicto" como primer paso hacia la reanudación de una mínima "producción normal" de alimentos.