Publicado 14/12/2020 04:02CET

Yemen.- Al menos dos muertos, entre ellos un menor, tras un nuevo bombardeo sobre objetivos civiles en el sur de Yemen

10 November 2020, Yemen, Sanaa: A Yemeni girl who has cancer, sits in a garden after receiving cancer treatment at the Oncology Centre in Sanaa. Children with leukemia get treatment at a medical center in Sanaa since the medical evacuation to outside Yeme
10 November 2020, Yemen, Sanaa: A Yemeni girl who has cancer, sits in a garden after receiving cancer treatment at the Oncology Centre in Sanaa. Children with leukemia get treatment at a medical center in Sanaa since the medical evacuation to outside Yeme - Hani Al-Ansi/dpa - Archivo

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés) ha denunciado la muerte de un padre y su hijo menor de edad mientras se ejercitaban este fin de semana en un centro deportivo de la ciudad de Taiz, en el sur de Yemen.

Se trata del segundo ataque lanzado sobre Taiz en las últimas dos semanas. La ciudad ha sido escenario desde finales de septiembre de "bombardeos indiscriminados" sobre zonas residenciales, provocando desde entonces más de un centenar de muertes entre la población civil, muchos de ellos niños.

"Este es otro ataque vergonzoso contra civiles en Taiz", ha lamentado el coordinador de la OCHA, Philippe Duamelle. "Los niños continúan pagando el precio más alto en este conflicto y, con demasiada frecuencia, lo pagan con sus vidas".

"Se trata de la violación más flagrante del derecho internacional humanitario", ha señalado Duamelle. "Una vez más, imploramos a las partes en el conflicto que cumplan sus obligaciones y dejen de matar y herir a civiles", ha enfatizado.

En esta ocasión, el ataque ha tenido lugar entre los límites de los distritos de Al Qahira y Salh, dejando también a otros dos niños heridos. Hace un par de semanas, otro bombardeo mató a dos menores e hirió a otros tres, así como a cuatro mujeres en el distrito de Al Qahira.

Yemen es ya la peor crisis humanitaria global de los últimos años, con casi el 80 por ciento de la población, más de 24 millones de personas, dependiente de la ayuda exterior. El 45 por ciento se halla en riesgo real de sufrir hambruna y se espera que para mediados del año próximo sea ya la mitad del país quien padezca inseguridad alimentaria.

Las fuerzas leales al Gobierno yemení, encabezado por Abdo Rabbu Mansur Hadi y apoyado por Arabia Saudí, y los rebeldes huthis, respaldados por Irán, llevan combatiendo desde finales de 2014, en una guerra que ahora se considera un conflicto de poder entre las dos principales potencias rivales de la región.