Publicado 29/08/2021 11:12CET

Yemen.- Al menos siete muertos y 50 heridos en un ataque de la insurgencia huthi contra la mayor base aérea de Yemen

Archivo - 26 March 2021, Yemen, Sanaa: Houthi fighters stand guard during a rally marking the sixth anniversary of the launch of the Saudi-led coalition's military intervention in the country. Photo: Hani Al-Ansi/dpa
Archivo - 26 March 2021, Yemen, Sanaa: Houthi fighters stand guard during a rally marking the sixth anniversary of the launch of the Saudi-led coalition's military intervention in the country. Photo: Hani Al-Ansi/dpa - Hani Al-Ansi/dpa - Archivo

MADRID, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

Al menos siete efectivos de fuerzas progubernamentales yemeníes han muerto y medio centenar han resultado heridos durante un ataque de la insurgencia huthi contra la base aérea de Al Anad, la más grande de Yemen, según fuentes de la cadena Al Arabiya.

El ataque, según otras fuentes de la agencia DPA, habría consistido en el lanzamiento de tres misiles contra las instalaciones, situadas en la provincia de Lahj y a 60 kilómetros de Adén, la sede del Gobierno yemení, disparados desde posiciones huthi en Taiz.

El personal militar de la base aérea estaba realizando un ejercicio de entrenamiento cuando tuvo lugar el ataque contra la instalación, empleada recientemente por fuerzas estadounidenses en una misión antiterrorista contra la red Al Qaeda, según el portal de noticias local Alkhabaralyemeni.

La base ya fue escenario en 2019 de un ataque huthi durante un desfile militar, que costó la vida a seis efectivos, entre ellos un oficial de inteligencia de alta graduación.

El ataque es un episodio más de la cruenta guerra civil que se libra en el país desde finales de 2014 y que enfrenta al Gobierno, respaldado por Arabia Saudí, y los huthis, que cuentan con el apoyo de Irán, en un conflicto que ha arrastrado al que de por sí era uno de los países más pobres del mundo a la más absoluta catástrofe humanitaria, coinciden todas las ONG y Naciones Unidas.

Según los informes de la ONU, la reciente ofensiva en la provincia de Marib y los enfrentamientos en casi 50 otras líneas del frente "han matado o herido a más de 1.200 civiles, con el colapso de los servicios públicos privando a las personas de agua potable, saneamiento, educación y atención médica, y el cólera y la COVID-19 se propagan bajo esas condiciones", ha detallado.

La ONU ha cifrado en 20 millones las personas que "necesitan asistencia humanitaria y protección" y ha hecho hincapié en que cinco millones de personas están a un paso de sucumbir a la hambruna y las enfermedades que la acompañan, así como diez millones más están justo detrás de ellos.

Contador