Publicado 14/12/2020 15:18CET

Yemen.- MSF alerta del incremento de mujeres y niños con heridas de guerra en el frente de Hodeida, en Yemen

Un equipo médico de MSF en Yemen
Un equipo médico de MSF en Yemen - MALAK SHAHER/MSF - Archivo

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha alertado de que su personal está dando tratamiento a un número creciente de heridos de guerra, principalmente mujeres y niños, como resultado del recrudecimiento de los combates al sur del puerto de Hodeida, uno de los "frentes más intensos" del conflicto en Yemen.

La ONG cuenta con un hospital de trauma en Mocha, una ciudad próxima a Hodeida, donde desde octubre ha tratado a 122 pacientes con heridas de guerra y ha constatado que desde finales de noviembre la gran mayoría de pacientes gravemente heridos son mujeres y niños.

MSF asiste a "todas las personas que necesitan una cirugía de urgencia en nuestro centro de trauma de Mocha: heridos de guerra, víctimas de accidentes de tráfico y mujeres embarazadas que necesitan una cesárea de emergencia", ha explicado el coordinador general de la organización en Yemen, Raphael Veicht.

El hecho de que "casi todos los civiles llegan con terribles heridas por arma" genera "preguntas importantes", ha reconocido Veicht, que ha denunciado que lo que ven en el hospital "es preocupante e indignante". "Matar y herir a civiles en los conflictos no solo constituye una grave violación del Derecho Internacional humanitario; va más allá de eso", ha subrayado, incidiendo en que difícilmente se puede justificar el que entre los heridos haya niños o mujeres embarazadas.

Entre los pacientes tratados figuran las víctimas de un bombardeo ocurrido el 29 de noviembre en una casa en la que se iba a vender ropa en la aldea de Al Qazá, que se saldó con nueve muertos, cinco de ellos niños, o dos niños que presentaban lesiones graves tras resultar heridos por una munición sin detonar que se habían encontrado.

Asimismo, el personal de MSF trató el 3 de diciembre a seis personas heridas tras el bombardeo de una fábrica de embotellado de leche en Hodeida que se saldó con diez fallecidos.

Según ha subrayado la ONG, la intensificación de los combates en torno a Hodeida no solo ha aumentado los heridos de guerra sino que también está obligando a cientos de familias a huir una vez más de sus hogares. El aumento de las zonas en riesgo de bombardeos se traduce en que la atención médica y la asistencia alimentaria esenciales son cada vez más limitadas en el momento en el que son más necesarias, ha denunciado.

"Ya sean dirigidos o indiscriminados, estos ataques violan todas las reglas de la guerra", ha recalcado Veicht. "Las víctimas son personas que solo intentan sobrevivir, que tratan de ser buenas madres o padres o hermanos o hermanas; son personas que están siendo asesinadas y mutiladas, esto tiene que terminar", ha reclamado el coordinador general de MSF en Yemen.