Yemen.- MSF lamenta que nadie haya rendido cuentas por el ataque a un hospital en Yemen hace más de tres años

Publicado 30/10/2019 16:04:29CET
Yemen.- MSF lamenta que nadie haya rendido cuentas por el ataque a un hospital e
Yemen.- MSF lamenta que nadie haya rendido cuentas por el ataque a un hospital e - MSF - Archivo

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha criticado que más de tres años después de un ataque contra uno de sus hospitales en el norte de Yemen nadie haya rendido cuentas por esta acción, que provocó seis muertos y ocho heridos y evidenció la falta de protección a infraestructuras estratégicas durante la guerra.

El 10 de enero de 2016, un proyectil alcanzó el hospital Shiara, situado en la localidad de Razeh. En la investigación divulgada en marzo de ese año, la ONG concluyó que no había ninguna razón legítima que justificase dicha acción, en la medida que se trata de un centro protegido por el Derecho Internacional Humanitario.

El comité de investigación designado por la coalición que lidera Arabia Saudí, responsable del ataque, atribuye el incidente "un fallo del proyectil que condujo a un desvío de su objetivo". Dicho grupo recomienda ofrecer "asistencia voluntaria a las víctimas y en cuanto a los daños materiales", según un comunicado de MSF, que echa en falta un informe escrito.

Para la ONG, esta tesis evidencia el fracaso de las partes beligerantes en Yemen a la hora de tomar las medidas necesarias para garantizar la inviolabilidad de las instalaciones médicas. Revela, además, "un deprimente patrón predecible en el que se resta toda responsabilidad a la coalición dejándola caer en las propias víctimas del ataque o, como en este caso, en un mal funcionamiento del armamento".

MSF, que ha sufrido cinco ataques a instalaciones desde marzo de 2015, ha reiterado la necesidad "urgente" de que haya investigaciones independientes y transparentes que se traduzcan en "una rendición de cuentas real" y señalen "a los verdaderos responsables".

Asimismo, ha instado a todas las partes a "respetar la neutralidad y la naturaleza protegida de la misión médica humanitaria", de tal forma que eviten "dañar o destruir instalaciones médicas así como la pérdida de vidas de civiles". En este sentido, ha asegurado que los ataques sobre lugares civiles ocurren "rutinariamente".