Publicado 19/02/2021 12:27CET

Yemen.- La ONU avisa de que 800.000 desplazados yemeníes corren peligro por los combates en Marib

Archivo - Milicianos de la coalición liderada por Arabia Saudí vigilan el frente en busca de francotirados hutíes en una imagen de archivo de la guerra de Yemen
Archivo - Milicianos de la coalición liderada por Arabia Saudí vigilan el frente en busca de francotirados hutíes en una imagen de archivo de la guerra de Yemen - ANDREW RENNEISEN/GETTY IMAGES - Archivo

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha avisado de que al menos 800.000 desplazados internos corren peligro por los combates en la región yemení de Marib, en el norte del país, donde los insurgentes huthis intentan arrebatar a las fuerzas del Gobierno el control de la provincia.

Los combates se han traducido en cortes de suministro de agua y electricidad en los campos de desplazados de la localidad de Sirwah, en las montañas septentrionales de Yemen. A los desplazados hay que añadir los miles de migrantes de África Oriental, la mayoría de los cuales están atrapados de camino a Arabia Saudí.

"Como resultado", apunta la portavoz del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Liz Throssell, "varios miles de personas han comenzado a escapar a Marib ciudad, que está a unos 15 kilómetros de distancia, a pesar de que está bajo el ataque de Ansar Alá (la designación oficiosa del movimiento huthi)".

Aparece aquí el grave problema de que si el frente de ataque sigue avanzando hacia la ciudad, los civiles no tendrán más remedio que tomar dos rutas de escape muy peligrosas: una carretera principal que lleva al este del país, y otra todavía más precaria, hacia el sur.

En suma, los desplazados se enfrentan a "consecuencias humanitarias potencialmente catastróficas", según la ONU, que pide a las partes en conflicto que respeten el derecho Internacional y protejan a los civiles de los combates o, en el peor de los casos, permitan por lo menos su libre desplazamiento, así como la llegada de ayuda humanitaria a una región que, hasta ahora, era una de las menos afectadas por la guerra entre el Gobierno y los huthis, que comenzó a finales de 2014.

PRISIONEROS

La ONU también ha querido manifestar su preocupación sobre la situación de medio millar de detenidos por las autoridades yemeníes en la Prisión Central de Marib sin que por el momento el Gobierno haya dispuesto plan alguno de atención.

Asimismo, Naciones Unidas sigue intentando verificar el número más aproximado posible de bajas civiles en los combates en la región, escenario de más de un centenar de bombardeos en los últimos nueve días.

La ONU también ha manifestado su preocupación ante el constante lanzamiento de aviones explosivos no tripulados por parte de los huthis contra objetivos en Arabia Saudí, líder de la coalición internacional de apoyo al Gobierno que combate contra los insurgentes.