Publicado 19/03/2020 23:24:41 +01:00CET

Yemen.- La ONU expresa su alarma por el incremento de los combates y advierte de la amenaza del coronavirus en Yemen

Yemen.- La ONU expresa su alarma por el incremento de los combates y advierte de
Yemen.- La ONU expresa su alarma por el incremento de los combates y advierte de - Bernd von Jutrczenka/dpa - Archivo

MADRID, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

El enviado especial de Naciones Unidas para Yemen, Martin Griffiths, ha expresado este jueves su alarma por el recrudecimiento de los combates en Yemen durante los últimos días y ha pedido a las partes que aúnen esfuerzos ante la amenaza del brote de coronavirus.

"En un momento en el que el mundo lucha para combatir una pandemia, el foco de las partes debería alejarse de combatir entre ellos para garantizar que la población no hace frente a mayores riesgos", ha dicho.

"La decisión de continuar la guerra es una decisión de las partes", ha señalado, antes de recalcar que "la paz sólo es posible siempre y cuando las partes tomen la decisión responsable de priorizar a los yemeníes y abandonar las armas".

Griffiths ha realizado varios llamamientos a la contención y al fin de los combates a las partes desde que los combates se intensificaran en enero, motivo por el que ha hecho hincapié en primar la vía política para lograr un acuerdo de paz.

Así, reclamó la semana pasada a las partes en conflicto que acuerden una "desescalada militar inmediata e incondicional" para alejar al país del "precario camino" al que se dirige a causa del recrudecimiento de los enfrentamientos desde enero.

"Veo al país en un punto crítico. Las partes en conflicto pueden llevar Yemen hacia una desescalada y el reinicio del proceso político o, me temo, hacia una mayor violencia y sufrimiento que hará más arduo el camino hacia la mesa de negociación", alertó.

El conflicto en Yemen, que enfrenta al Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi, apoyado por una coalición militar liderada por Arabia Saudí, y los rebeldes huthis ha provocado la mayor crisis humanitaria mundial y dejado más de 100.000 muertos.

Además, el 80 por ciento de la población necesita ayuda humanitaria, mientras que diez millones de personas están al borde de la hambruna y otros siete millones sufren desnutrición.

Contador