Publicado 24/08/2021 17:16CET

Zambia.- El nuevo presidente de Zambia promete estabilidad económica en su discurso de toma de posesión

Hakainde Hichilema
Hakainde Hichilema - PENG LIJUN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

El flamante presidente de Zambia y antiguo líder opositor, Hakainde Hichilema, ha prometido este martes durante su discurso de toma de posesión el inicio de una reforma económica para restaurar la confianza de los inversores después de que el país se declarara incapaz de devolver los préstamos internacionales.

"Nuestro objetivo de aquí a los próximos cinco años va a ser la restauración de la estabilidad macroeconómica y desarrollar nuestro motor económico para sacar de la pobreza a más gente que antes", ha explicado el mandatario en el anuncio de un plan para salvar una situación "insostenible", según su discurso, recogido por el 'Lusaka Times'.

Hichilema, de 59 años, ganó las elecciones del 12 de agosto por amplia diferencia contra su predecesor, Edgar Lungu, objeto de un voto de castigo por el empeoramiento de las condiciones de vida en el país. Junto al presidente ha tomado juramento el vicepresidente Mutale Nalumango, antiguo 'número dos' del Parlamento, ante 60.000 personas en el estadio nacional de Lusaka, completamente abarrotado desde horas antes de la ceremonia.

El fervor de la población sumado a la alta participación de los comicios dan a entender el deseo de los zambianos para salir del gigantesco atolladero económico en el que se encuentra el país.

Hay que recordar que el PIB zambiano disminuyó un tres por ciento el año pasado y la inflación ha alcanzado ya el 25 por ciento en un país que entró en 'default' -- el primero como consecuencia de la pandemia -- tras reconocer su incapacidad para devolver casi 13.000 millones de euros en préstamos extranjeros, de ahí que toda esta reforma del nuevo presidente vaya orientada a recuperar la confianza del Fondo Monetario Internacional (FMI), que tiene pendiente la emisión de un paquete de ayuda que incluye un prséstamo adicional de unos 1.200 millones de euros.

"Nuestro presupuesto nacional se ha visto abrumado por el cumplimiento de la deuda y el consumo, cuando debería haber más espacio para la inversión, para el crecimiento", ha añadido el mandatario antes de prometer "tolerancia cero" contra una corrupción que ha erosionado "recursos necesarios y oportunidades de crecimiento".

"Algunos de nuestros sectores prioritarios clave que impulsarán el crecimiento económico y reducirán la pobreza son la agricultura, la minería, la energía, los servicios financieros, el turismo, la tecnología, la salud y la educación. Fomentaremos la producción y procesamiento de piedras preciosas, oro, níquel, manganeso, hierro, minerales industriales y estableceremos un entorno político propicio para alentar la inversión privada", ha añadido.

El presidente ha introducido estas medidas dentro de un llamamiento a la unidad nacional y por el buen Gobierno. "Trataremos la diversidad de nuestras diez provincias como una fortaleza. La cordura volverá a todas partes. Se acabaron los días en que los funcionarios se retiraban por injustos motivos, u los días de injerencia política en instituciones", ha añadido en el discurso, donde concluyó resumiendo todas estas políticas en un "nuevo amanecer para el país".