Publicado 11/11/2020 03:10CET

Zimbabue.- Zimbabue ofrece su ayuda a Mozambique tras sufrir la matanza de 50 personas por islamistas radicales

El presidente de Zimbabue, Emmerson Mnangagwa
El presidente de Zimbabue, Emmerson Mnangagwa - XINHUA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Zimbabue, Emmerson Mnangagwa, ha expresado este martes en su cuenta de Twitter su "consternación" tras el asesinato de 50 personas a manos de islamistas radicales en la vecina Mozambique y ha manifestado que el país está "preparado" para ayudar en la lucha contra estos grupos.

"Estoy profundamente consternado por los informes recientes de actividad terrorista en Mozambique. Estos actos de barbarie deben ser erradicados dondequiera que se produzcan", ha escrito Mnangagwa.

El pasado fin de semana, un grupo de radicales, afín a la organización terrorista Estado Islámico, llevó a cabo el asesinato de 50 personas, así como el secuestro de mujeres y niños, en una localidad de la provincia de Cabo Delgado, en el norte de Mozambique, según informaron medios locales.

Cabo Delgado, una región de mayoría musulmana y rica en yacimientos de minerales y de gas, está siendo el escenario durante los últimos tres años de enfrentamientos entre grupos rebeldes vinculados al terrorismo islámico y las fuerzas gubernamentales.

Desde 2017, unas 2.000 personas han muerto y otras 430.000 han quedado sin hogar debido a la situación que atraviesa la región, cuya población sufrió en abril la matanza de otros 50 jóvenes que se negaron a unirse a estos grupos armados.

"La seguridad de nuestra región es primordial para la protección de nuestro pueblo", ha escrito en otro mensaje el presidente de Zimbabue, país que el mes pasado solicitó a la Comunidad para el Desarrollo de África Meridional (SADC, por sus siglas en inglés) un pacto de defensa regional para asistir a Mozambique.

La estrecha relación de colaboración entre Zimbabue y Mozambique data de la década de los 70 del siglo pasado, cuando la guerrilla zimbabuense utilizó el país para lanzar sus ataques contra el entonces Gobierno racista de Rhodesia --la actual Zimbabue--, aliado de la Sudáfrica del 'apartheid'.

Ya en los años 80 y 90, Zimbabue colaboró con Mozambique para sofocar los ataques rebeldes liderados por la extrema derecha de la Resistencia Nacional de Mozambique, el Renamo, una organización militar y política, que contó desde su fundación en 1975 con el apoyo de los servicios de Inteligencia de Rhodesia.

Contador