14 de febrero: Día de los Sonidos Curativos, ¿qué significa esta efeméride?

Publicado 14/02/2019 1:59:32CET
NOTIMÉRICA

   MADRID, 14 Feb. (Notimérica) -

   Un año más, como cada 14 de febrero desde Notimérica celebramos el Día de los Sonidos Curativos, también conocido como el Día de Curación para la Tierra. Una fecha en la que reflexionar sobre cuáles son las propiedades curativas de las resonancias sonoras en la búsqueda de la paz y el amor con nosotros mismos y con el planeta.

   Desde tiempos inmemoriales, las sociedades primitivas ya se interesaban por las propiedades curativas del sonido, utilizado con fines terapéuticos en todo el mundo. Por eso, Johathan Goldman, creador de la organización que aboga por la investigación y el uso del sonido como modalidad terapéutica, 'Sound Healers Association' (Asociación de Sanadores del Sonido), fundó este día para recordar su importancia en la actualidad.

   Pitágoras fue uno de los grandes estudiosos del efecto del sonido sobre nuestros cuerpos, investigando las reacciones que generaban ciertos acordes y armonías sobre el organismo humano. Con ello determinó las consecuencias sonoras que llevaban a las personas a cambiar su conducta y transformar sus emociones llegando incluso a inducir el sueño, reducir la ira y combatir algunos miedos.

   Además, son los líquidos los principales receptores de las ondas sonoras sin olvidar que el 60% de nuestro cuerpo está compuesto por líquidos, motivo por el cual las frecuencias vibratorias pueden utilizarse como método de sanación de las emociones.

   Ya en la antigüedad, los chamanes o marakames en México cantaban para mover las energías estancadas mientras que en el budismo tibetano se pronunciaban sílabas con una entonación especial (como el conocido 'OM') para conectar con la presencia espiritual de nuestro interior.

   Hoy en día existen muchas prácticas de relajación que incluyen ejercicios sonoros para combatir el estrés. Tan solo deberás invertir 15 minutos diarios y si es posible, antes de dormir, para notar una mejoría en la conciliación del sueño. Exhalar el sonido 'SS' o emitir un suave 'SH' puede ayudarte mucho más de lo que te imaginas.