15 de septiembre: Día Internacional de la Democracia, ¿por qué se propuso este día para su celebración?

Democracia
PIXABAY/NOTIMÉRICA
 
Actualizado 15/09/2018 9:06:54 CET

   MADRID, 15 Sep. (Notimérica) -

   El Día Internacional de la Democracia es una oportunidad para "proponer e implementar nuevas formas de vigorizar la democracia y buscar respuestas a los desafíos sistémicos que enfrenta", según recoge la ONU en su web. Cada 15 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Democracia, un sistema de gobierno que parte de la tolerancia y la autonomía del individuo para expresar y ejercer sus ideas sin censura.

   "La voluntad del pueblo será la base de la autoridad del gobierno" es la frase de la Declaración Universal de derechos humanos (artículo 21.3) que ha inspirado la creación de la Constitución en todo el mundo y ha contribuido a la aceptación global de los valores y principios democráticos.

   Cuando hablamos de democracia, hacemos referencia a una forma de organización social en la que el poder se atribuye al conjunto de la ciudadanía. Es decir, todas las decisiones importantes que afectan al Estado deben ser adoptadas por el pueblo en su totalidad, siendo sus miembros libres e iguales ante la ley.

MANOS

ORIGEN

   El origen de dicho concepto radica en antiguas civilizaciones, que levantaron diversas instituciones sobre la base de un sistema comunitario tribal. Sin embargo, no fue hasta la Grecia clásica que la democracia comenzó a resaltar como una forma de gobierno justa y representativa. Incluso en aquella época, donde solo los hombres libres tenían el derecho de formar parte de la asamblea del pueblo.

   

   A pesar de la importancia de este procedimiento, el Día Internacional de la Democracia comenzó a celebrarse hace apenas una década. En el año 2007, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 15 de septiembre como jornada conmemorativa de los derechos humanos y las libertades fundamentales del ciudadano.

   Según defiende la ONU, "el principio de celebrar elecciones periódicas y genuinas mediante el sufragio universal son elementos esenciales de la democracia. A su vez, la democracia proporciona el medio natural para la protección y la realización efectiva de los derechos humanos".