20 de febrero: Día Mundial de la Pipa, ¿por qué este instrumento para fumar no pasará de moda?

Publicado 20/02/2019 0:34:35CET
PIXABAY - Archivo

   MADRID, 20 Feb. (Notimérica) -

   Lo dicen los expertos. Fumar en pipa no se extinguirá con la actual generación de fumadores. Los tiempos modernos, lejos de arrinconar este objeto, le han brindado a una nueva facción de apasionados capaces de relanzar una industria que parecía agotada. Hoy, 20 de febrero, se celebra el Día Mundial de la Pipa.

   Una pipa es un instrumento utilizado para fumar hojas de tabaco secas que se colocan en una pequeña cámara para su posterior combustión. El correcto funcionamiento de la pipa se logra gracias a la inspiración de aire que se realiza a través de la boquilla; con ello introduce el oxigeno necesario para mantener viva la llama que consume el tabaco en el interior de la camarilla.

   Cada 20 de febrero los fumadores de pipa se reúnen para celebrar el Día Mundial de la Pipa. Fue instituido por primera vez en el año 2008 con el apoyo del 'Smokers Forum' y el Comité Internacional de Pipaclub.

EL ANTIGUO FUMAR

   Muchos indicios sitúan las primeras pipas en la Edad de Piedra. El hombre aprendió a aspirar el humo por medio de una caña, de un pequeño brasero excavado en la tierra en el que ardían algunas hojas secas.

   Concretamente en Iberoamérica, las deidades de los indígenas eran esculpidas en piedra exhalando humo como símbolo de superioridad. Los historiadores coinciden que Cristóbal Colón regresó del Nuevo Mundo con semillas de tabaco y pipas rústicas hechas con piedras.

   Gracias a diversas investigaciones se evolucionó hasta la pipa que se conoce en la actualidad, fabricadas con brezo, espuma de mar, arcilla, cerámica, madera y vidrio. Su uso se volvió popular entre artistas, políticos y grandes figuras de la historia.

PERSONAJES 'DE PIPA'

   A lo largo de la historia han sido muchos los personajes o figuras reconocidas quienes han utilizado la pipa como instrumento para fumar. Ernesto 'Che' Guevara, Pablo Neruda, Julio Cortázar, Manuel Felguérez, o Rómulo Betancourt son algunos de los que aparecen en numerosas fotos con una pipa como elemento