22 de julio: Día Mundial Contra la Minería a Cielo Abierto, ¿por qué se celebra de manera especial en Iberoamérica?

Publicado 22/07/2019 0:59:51CET
Día Mundial Contra la Minería a Cielo Abierto
Día Mundial Contra la Minería a Cielo AbiertoNOTIMÉRICA

   MADRID, 22 Jul. (Notimérica) -

   Un año más desde 2009, hoy 22 de julio se celebra el Día Mundial Contra la Minería a Cielo Abierto. Una jornada que pretende advertir a toda la población acerca de la contaminación y el daño que produce esta actividad y la megaminería en el ecosistema.

   Se llama minería a cielo abierto a aquella que busca la obtención de recursos naturales en la superficie del terreno y no de forma subterránea. Para lograr la extracción de algunos minerales, tales como el oro, cobre o uranio se remueven grandes cantidades de sedimento a los que más tarde y con el fin de separar los minerales buscados, se les aplicará sustancias químicas para ser procesados.

   Esta técnica, en la que de buscarse por ejemplo oro tan solo se obtendría unas 0.01 onzas por cada tonelada de suelo, da como resultado la desaparición de montañas y ecosistemas, contamina el agua de la superficie y el subsuelo y provoca daños en la salud animal y vegetal por las sustancias empleadas.

   Quienes luchan contra esta práctica aseguran que se trata de un negocio que solo produce beneficios económicos para un limitado grupo de personas y que de la misma manera deja daños irreparables, no solo en el medio ambiente sino también en la salud de las personas.

   MÉXICO

   Este país iberoamericano lleva muchos años luchando contra estas prácticas, pues desde la presidencia de Carlos Salinas de Gortari, de 1988 hasta 1994, cuando se modificó el artículo 27 de la Constitución para abrir paso a la entrega de permisos a grandes compañías mineras, se ha concesionado cerca de la quinta parte de todo el territorio nacional.

   Desde los comienzos de estos permisos mineros han ocurrido un sinfin de accidentes alrededor de todo México. Uno de los más sonados y todavía no resueltos fue lo sucedido en Pasta de Conchos en 2006, cuando explotó una mina que colapsó varios túneles subterráneos y se llevó la vida de 65 mineros.

   PROYECTO 'TÍA MARÍA'

   Pero México no es el único país de Iberoamérica que está sufriendo estas prácticas con las que la mayoría de la población no está de acuerdo.

   Desde 2011 también se vive un conflicto entre los pobladores de Valle del Tambo (Perú) y Grupo Minería México. Los habitantes de este lugar y los mineros se oponen al proyecto 'Tía María' pues temen que el agua y sus cultivos resulten contaminados.

   Este gran proyecto minero ha despertado una activa resistencia social, no solo por parte de los pobladores, sino también por parte de las autoridades locales, pues el ambicioso proyecto que pretende producir unas 12.000 toneladas diarias de cobre supondría una enorme amenaza medioambiental ya que se necesitarían grandes cantidades de agua que una vez procesadas con sustancias químicas acabarían en ríos o mares.