50 años de la tragedia de Canoa, el recuerdo más vergonzoso de México

LA TRAGEDIA DE CANOA
YOUTUBE : HECTOR GARCÍA
Publicado 14/09/2018 11:21:15CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 14 Sep. (Notimérica) -

   Cada 14 de septiembre, México recuerda el trágico suceso que tuvo lugar en la localidad de San Miguel de la Canoa: la población linchó a cinco jóvenes trabajadores de la Benémerita Universidad Autónoma de Puebla, a quienes acusaron de ser comunistas.

   El suceso se produjo cuando los jóvenes realizaban una excursión para escalar el Volcán Malinche. Debido al mal tiempo que les impedía continuar el ascenso, decidieron refugiarse en el pueblo para pasar la noche.

   En ese entonces el país vivía la agitación del Movimiento estudiantil de 1968, por lo que el párroco del pueblo, Enrique Meza, acusó sin fundamento a los trabajadores de ser militantes comunistas. Ante esto, los habitantes de la localidad se organizaron para linchar a los trabajadores, tres de los cuales fallecieron en el acto, sobreviviendo dos.

   Durante mucho tiempo, San Miguel de la Canoa fue un municipio independiente, pero en 1962 fue extinto para pasar a formar parte del municipio de Puebla, cuya cabecera municipal estaba ubicada a 12 kilómetros.

   Este vacío provocó el aislamiento del pueblo y la falta de una autoridad civil, lo que causó la recaída del poder en el sacerdote de la iglesia de San Miguel, quien llegó a cobrar impuestos y a gestionar ante el Gobierno municipal y estatal algunas cosas, cobrando todo a través de sus organizaciones religiosas.

   Meza obligaba a trabajar en las faenas de la construcción del pueblo a todo aquel que no tenía para pagar las contribuciones, lo que ocasionó la migración de habitantes que no querían vivir bajo la autoridad sacerdotal.

   Un miembro de Alianza Tlaxacalteca Unidos por Nuestros Derechos, Ángel Luna Pérez, nieto de uno de los estudiantes asesinados, aseguró a 'El Universal' que el párroco realizaba sermones en los que admitía "los estudiantes y los comunistas van a llegar, nos van a quitar a nuestros hijos y los van a matar".

   Los hechos, que tuvieron lugar en 1968 conmovieron al pueblo mexicano. En 1975 se realizó una película titulada 'Canoa: memoria de un hecho vergonzoso', la cual recontaría los hechos.

'CANOA: MEMORIA DE UN HECHO VERGONZOSO'

   La película fue rodada en 1975 y dirigida por Felipe Cazals, quien durante esa época decidió realizar varios filmes basados en hechos reales, específicamente enfocados en tragedias rurales, como la ocurrida en esta pequeña localidad mexicana.

   'Canoa: memoria de un hecho vergonzoso' muestra en la primera parte como una periodista en Ciudad de México recibe desde Puebla lo sucedido en San Miguel de la Canoa el 14 de septiembre de 1968, una versión que indica que los jóvenes empleados linchados pretendían izar una bandera rojinegra en la iglesia, a lo que esta reacciona aprobando el linchamiento.

   Sucedidos los hechos, el cortejo fúnebre se cruza con el desfile del Día de la Independencia de México del 16 de septiembre de 1968, situándose en su apogeo el movimiento estudiantil. El director decidió hacer uso de las imágenes verídicas de los cuerpos sin vida de los estudiantes en Canoa, rodeados por militares y gente del pueblo horas después de lo ocurrido, para que de ese modo la película adquiriera, aún ya siéndolo, tintes realistas.

   La segunda parte de este film se decide rodar como un documental sobre el volcán y los pueblos ubicados en sus faldas, presentándose San Miguel de la Canoa a través de un narrador y, sobre todo, a través de los ojos de Ramón Calvario, un ficticio pintoresco habitante del pueblo, quien de forma espontánea aparece durante el resto del la película realizando monólogos, ya que nunca habla con nadie.

   Cada 14 de septiembre México e Iberoamérica entera recuerdan este genocidio que causó la muerte de unos estudiantes en San Miguel de la Canoa, que a día de hoy han hecho historia gracias al cine.