Actualizado 05/05/2015 21:31 CET

El aborto en Paraguay, una práctica ilegal y gravemente condenada

ASUNCIÓN, 5 May. (Notimérica) -

   El embarazo de una niña de diez años violada por su padrastro ha sacudido conciencias en Paraguay, un país donde el aborto sólo es legal si la vida de la gestante corre peligro y en el que sigue sin aclararse cuál será el futuro de esta menor.

   Dado que es ilegal el aborto en Paraguay a no ser que la vida de la mujer se vea amenazada, practicarlo supone una condena de entre 15 y 30 meses en prisión.

   Paraguay es uno de los países con mayores tasas de mortalidad a consecuencia de abortos ilegales practicados por mujeres menores de edad, cuyo promedio registra un 23 por ciento en el país, aunque es difícil asegurar una estadística concreta, ya que muchas de las muertes por abortos clandestinos suelen incluirse dentro de las causadas por toxemias --toxinas en la sangre--, hemorragias, sepsis --infección generalizada--, etc.

   Además, según un informe de Tasas de Mortalidad Materna (TMM) en Latinoamérica, "el aborto es la primera causa de muerte materna", con una TMM de 170 por cada 100.000 nacidos vivos.

   La Doctora de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud de Paraguay, Karen Díaz, ha señalado que un aborto puede suponer numerosos riesgos en la salud de la mujer, ya que, además de lo anteriormente señalado, un aborto puede provocar perforación uterina, que puede afectar a la vida productiva de la mujer, e incluso provocar su muerte.

   Asimismo, Díaz también señala que la mayor mortalidad a raíz de abortos se da en una franja de 25 a 29 años de edad, con especial hincapié en el grupo adolescente.

   En 1992, la Constitución del país quitó la pena de muerte, pero defiende y protege el derecho a la vida, el cual garantiza como inherente a la persona humana, según recoge el artículo 4.

OPOSICIÓN AL CASO EN LA SALUD PÚBLICA

   Por su parte, el ministro de Salud Pública, Antonio Barrios, ha descartado la posibilidad de que se le practique el aborto a esta niña de 10 años: "El aborto está descartado. Este ministro está en desacuerdo con el aborto. Además, no es posible la práctica del mismo, porque el diagnóstico llegó a las 22 semanas. Técnicamente se debería de realizar antes de las 20 semanas", de acuerdo con el diario 'La Nación'.

   Además, el decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Asunción, Anibal Peris, tampoco aprueba el aborto, y ha recomendado la cesárea, ya que en varias clínicas 14 embarazadas fueron atendidas el año pasado y "todo salió bien". Las edades de dichas madres oscilaba entre los 9 y los 15 años.

   En contraposición, Amnistía Internacional ha alertado de que se trata de un embarazo de "alto riesgo", pues, entre otras cosas, la menor sólo pesa 34 kilos, y ha cuestionado que no se haya facilitado "acceso a un aborto seguro" para la menor, que ha sido trasladada al Hospital de la Cruz Roja de la capital paraguaya.

   Paraguay contempla el aborto cuando la vida de la gestante corre peligro y la Convención sobre los Derechos del Niño también recoge que los estados tienen la "obligación" de facilitar la interrupción del embarazo en circunstancias como ésta, ha subrayado la organización.