Actualizado 11/07/2006 19:29:50 +00:00 CET

Afganistán.- Tres de los cuatro militares heridos en Farah, entre ellos un ecuatoriano, reciben el alta médica

MADRID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

El cabo Rubén Sánchez López y los soldados Javier Rubio Bellod y Carlos Iván Macías, de origen ecuatoriano, que resultaron heridos al intentar rescatar el cuerpo de su compañero Jorge Arnaldo Hernández Seminario, fallecido por la explosión de una mina en Farah (Afganistán), recibieron hoy el alta médica en el Hospital Central de la Defensa, el antiguo 'Gómez Ulla', según informaron fuentes del Departamento que dirige José Antonio Alonso.

Las fuentes consultadas explicaron que los facultativos decidieron mantener en observación al cabo primer José Antonio Murías Pillado, quien sufrió las heridas más graves dentro del pronóstico leve diagnosticado a los cuatro paracaidista. El cabo primero Murías, nacido en Asturias, era el jefe del Vehículo Blindado de Alta Movilidad Táctica (VAMTAC) en el que viajaba el soldado Hernández Seminario y junto con el cabo Rubén Sánchez López, natural de Getafe (Madrid), fue el más perjudicado al recuperar el cadáver.

Los cuatro heridos llegaron ayer por la noche en el mismo avión 707 del 47 Grupo Mixto de la Fuerza Aérea española que trasladó hasta la Base de Torrejón de Ardoz (Madrid) el cuerpo del soldado muerto en Afganistán. El cabo primero llegó con muestras visibles de las quemaduras en la cara y las dos manos vendadas, al igual que el cabo primero y los otros dos militares, con heridas menores.