Actualizado 22/08/2006 20:14 CET

Alemania.- Detenido en Paraguay el ciudadano alemán que adoptó a mil menores de edad para vengarse del Estado

ASUNCION, 22 Ago. (EP/AP) -

El ciudadano alemán Jurgen Ernst Hass, conocido como el 'superpapá' que afirma haber adoptado a mil niños en Europa y otros países, ha sido detenido por la policía paraguaya y puesto a disposición de la justicia tras ser acusado de violar las leyes del país sudamericano al adoptar a 30 menores paraguayos.

Hass, de 56 años, ha sido detenido en las últimas horas en un hotel de Caaguazú, unos 220 kilómetros al este de Asunción, junto a su compatriota Marion Gerlach, después de que en abril pasado el juez paraguayo Oscar Delgado librara una orden de captura en su contra tras darse a la fuga.

Al parecer, el detenido ha reconocido haber adoptado a 30 niños paraguayos con el objetivo de llevarlos a su país donde cada uno recibiría una subvención estatal de 500 euros mensuales, establecida por las leyes de protección infantil. Hass aclaró a la policía que conoce las leyes de Alemania por haber sido diputado estatal.

Asimismo, según precisaron fuentes policiales, el 'superpapá' ha asegurado que reconoce como suyos otros 370 menores de edad de diferentes edades de Rusia, Rumania, Moldavia, Hungría, Ucrania, India y Pakistán, y que Con relación a los paraguayos, los adoptados aún no han viajado a Alemania.

El juez Delgado ha citado para la próxima semana a Hass para que preste declaración, y hasta entonces permanecerá recluido en un calabozo del departamento de Investigación de Delitos Económicos de la Policía, aguardando el momento de ser transferido a la cárcel pública de Tacumbú, en la periferia de Asunción.

En declaraciones a la prensa local Hass relató en un español precario que su conducta es una protesta y revancha contra el Estado "de mi país porque me dejó en la ruina". Explicó que hasta 1993 vivía en la ciudad de Duisburg donde abrió una empresa de seguros generales, después de haber sido diputado por el Partido Liberal.

Sin embargo, en 1993 fue condenado por la justicia a tres años de cárcel por haber ejercido ilegalmente la profesión de abogado. "Ayudé a un amigo con consejos en los tribunales porque sabía mucho de leyes. Perdí mi negocio, no fui a la cárcel porque pagué una multa de 100.000 euros pero quedé mal económicamente"

"Entonces se me ocurrió hacer justicia contra el Estado adoptando niños pobres de todas partes. El articulo 1.947 del Código Civil alemán dice que el Estado debe subvencionar a los niños adoptados y eso estoy haciendo. Mis hijos viven en Alemania y los paraguayos irán más adelante a mi país", sentenció.

Su abogado defensor Enrique Chena comenzó a realizar gestiones para evitar que su cliente sea finalmente extraditado por Paraguay, cumpliendo un pedido de la justicia alemana, que desea juzgarlo por el supuesto delito de abuso de la ley de adopciones. El código de la niñez y adolescencia de Paraguay prohibe la adopción masiva.