Publicado 25/03/2021 05:47CET

AMP.- Coronavirus.- Brasil supera los 300.000 fallecidos por coronavirus

Vista aérea e un cementerio en Río de Janeiro, Brasil.
Vista aérea e un cementerio en Río de Janeiro, Brasil. - BUDA MENDES/GETTY IMAGES

Lira critica la "espiral de errores" en la lucha contra la COVID-19 y exige medidas para evitar "amargos remedios políticos"

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

Brasil ha superado este miércoles los 300.000 fallecidos por coronavirus desde que comenzó la pandemia, un nuevo hito que subraya la tragedia en la que se encuentra sumergida el país.

El Ministerio de Salud brasileño ha contabilizado en total 300.685 decesos por la COVID-19, tras sumar 2.009 en la última jornada, una cifra alejada de los más de 3.000 muertos que registró el país en el día anterior, cuando marcó su último récord.

Y es que, los departamentos de salud de distintos estados han advertido de que las cifras de muertes transmitidas desde este miércoles no se corresponden con la realidad debido a un cambio en el sistema de información del Ministerio de Salud que ha provocado retrasos en los registros, informa el medio local G1.

El sistema ha exigido más datos sobre cada una de las víctimas de la enfermedad en el país, lo que ha generado esos retrasos, por lo que la cifra de fallecidos en la última jornada podría ser aún mayor. Debido a las críticas de los estados, el Ministerio de Salud ha decidido revertir el cambio y suspender la implementación de nuevos campos en los registros.

En la última jornada, el país ha notificado también 89.992 nuevos casos, con lo que el total ha ascendido a 12.220.011 positivos, de los que 10.689.646 son pacientes ya recuperados, según la cartera de Salud.

Las tasas de contagio se mantienen altas, ahondando en la preocupante situación del país, que se enfrenta también a elevadas tasas de ocupación de camas de UCI en 24 estados y a la falta de insumos necesarios para el tratamiento de pacientes afectados por el coronavirus.

En concreto, seis estados se encuentran en una situación crítica por falta de oxígeno, según la Fiscalía de Brasil, y escasean los 'kits de intubación' en hospitales públicos y privados, donde, además, los profesionales sanitarios se encuentran ya exhaustos.

OBJETIVO: UN MILLÓN DE VACUNAS DIARIAS

La baja tasa de vacunación es otro de los indicadores que preocupan, ya que, además, se han producido cambios en el calendario de vacunación y la llegada de nuevas dosis. En este aspecto, el consorcio de medios de comunicación que analiza los datos de la pandemia en Brasil ha cifrado en 17,8 millones las dosis aplicadas hasta este miércoles, 13,3 millones de personas con la primera y 4,4 millones con el esquema completo.

El ministro de Salud, Marcelo Queiroga, ha subrayado este miércoles que su objetivo es triplicar la tasa actual de vacunación a corto plazo e inmunizar a un millón de personas al día.

"Somos capaces de vacunar a muchas personas. Actualmente, son 300.000 cada día. El Ministerio de Salud se compromete a aumentar esta velocidad al menos tres veces en el corto plazo, llegando a un millón de personas cada día. La meta es plausible", ha señalado.

Por su parte, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha mantenido este miércoles una reunión con gobernadores y ministros, entre otras autoridades, tras la cual ha anunciado la creación de un comité para definir medidas contra la pandemia.

"Una comisión que se reunirá cada semana con las autoridades para decidir o reorientar el rumbo de la lucha contra la coronavirus", ha declarado el mandatario, quien ha dicho que defiende "la vida primero", pero no ha abordado de medidas de aislamiento a pesar de la crítica situación del país.

LIRA EXIGE UNA RESPUESTA A LA CRISIS

El presidente de la Cámara de Diputados, Arthur Lira, ha exigido, tras la reunión, una respuesta frente a la crisis sanitaria por parte del Gobierno de Bolsonaro.

Lira ha lamentado la "espiral de errores" en la gestión de la pandemia y ha llamado a tomar medidas o se llevarán a cabo "remedios políticos" en el Congreso, los cuales son "conocidos", "amargos" e incluso "fatales".

"Muchas veces se aplican (remedios políticos) cuando la espiral de errores de valoración se convierte en una escala geométrica incontrolable. Esa no es la intención de esta Presidencia. Preferimos que las anomalías actuales se curen solas, frutos de la autocrítica, del instinto de supervivencia, sabiduría, inteligencia emocional y capacidad política", ha indicado, para aclarar en la Cámara de Diputados "se ha encendido una luz amarilla" por los "errores primarios" e "inútiles".

Si bien Lira no ha mencionado un proceso de juicio político contra Bolsonaro, medios brasileños han destacado esta opción, ya que la apertura de un proceso de este tipo depende de él.

Sin embargo, el presidente de la Cámara de Diputados ha subrayado que sus palabras se dirigían "a todos los que lideran las agencias directamente involucradas en la lucha contra la pandemia: el Ejecutivo federal, los ejecutivos estatales y los miles de ejecutivos municipales".

"Tampoco es justo culpar de todo al presidente", ha agregado, al tiempo que ha aclarado que "no es momento de tensiones".

Lira ha instado así a un cambio en el enfoque de la respuesta a la pandemia, "la peor desgracia humanitaria del país", y ha asegurado que durante las próximas semanas suspendería la votación de cualquier medida que no esté vinculada a la crisis sanitaria.

Contador