Publicado 16/12/2020 23:23CET

AMP.-Cvirus.-Brasil incluye a presos y personas sin hogar como grupos prioritarios para la vacunación contra la COVID-19

Una trabajadora del sector sanitario durante la celebración del cierre del hospital de campaña levantada en el Estadio Nacional en Brasilia, Brasil, con motivo de la crisis del nuevo coronavirus.
Una trabajadora del sector sanitario durante la celebración del cierre del hospital de campaña levantada en el Estadio Nacional en Brasilia, Brasil, con motivo de la crisis del nuevo coronavirus. - LUCIO TAVORA / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

Brasil supera los 7 millones de contagios tras registrar más de 70.000 adicionales

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Brasil ha incluido una batería de nuevos grupos prioritarios, como los presos y las personas sin hogar, para recibir la vacuna contra la COVID-19 en el marco del Plan de Vacunación del país latinoamericano, presentado este miércoles.

Esta constituye la principal novedad en referencia al plan, esbozado por el Ministerio de Salud la semana pasada, y, en concreto, también se ha incluido a las comunidades tradicionales ribereñas, a las personas afrodescendientes que habitan en los llamados quilombos y a los trabajadores del transporte público.

Todos ellos se suman a los trabajadores sanitarios, a los mayores de 60 años, a los indígenas, a las personas con comorbilidades, a los profesores, profesionales de las fuerzas de seguridad y al personal penitenciario.

El plan consta de tres fases iniciales en las que el Gobierno espera vacunar a 49,6 millones de personas. El Ejecutivo espera que el proceso de inmunización se complete en 16 meses, cuatro para vacunar a los grupos prioritarios en las tres primeras fases y 12 meses más para inmunizar a la "población general".

La vacunación en Brasil, que comenzará con la vacuna china CoronaVac, aún no tiene fecha de inicio, ya que es necesario que la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA) apruebe el registro de vacunas. Hasta el momento, tal y como ha recordado G1, ninguna solicitud de registro de vacuna alguna ha llegado a ANVISA.

CONSENTIMIENTO SOLO PARA LAS DE EMERGENCIA

Otro de los aspectos que aborda el plan de inmunización brasileño es el formulario de consentimiento firmado por la persona que va a recibir la vacuna, defendido por el presidente, Jair Bolsonaro, y que ha levantado polémica durante los últimos días.

Tras la presentación, el ministro de Salud, Eduardo Pazuello, ha detallado que será necesario firmarlo, pero únicamente para los que se vacunen contra la enfermedad de emergencia y ya no será necesario para las vacunas que hayan obtenido el registro definitivo por parte de ANVISA.

Bolsonaro ha defendido la adopción del formulario para que el propio vacunado sea el responsable de los efectos del inmunizador. Sin embargo, expertos han criticado la postura del presidente brasileño y han asegurado que "no tiene sentido" y que socava la lucha contra la pandemia.

BOLSONARO LAMENTA QUE LA PANDEMIA LE AFECTÓ "DESDE EL PRINCIPIO"

Por otro lado, el mandatario brasileño ha lamentado este miércoles que la pandemia le "afectó desde el principio", a pesar de que ha minimizado su gravedad en reiteradas ocasiones desde el comienzo de la misma y se ha negado a imponer medidas restrictivas para mitigar su expansión en el país latinoamericano.

Durante la presentación del plan de inmunización, Bolsonaro, que a principios de marzo llegó a criticar la "histeria" que existía en torno a la enfermedad, ha sostenido que si alguna autoridad brasileña ha tomado alguna medida exagerada en el contexto de la pandemia fue por el "afán" de encontrar "una solución".

"Realmente nos afectó desde el principio. No sabíamos qué era este virus (...) Si alguno de nosotros exageró, fue en el afán de buscar una solución", ha dicho el presidente, que el martes aseguró que no se vacunará contra la enfermedad.

Bolsonaro ha criticado las restricciones impuestas por los gobiernos estatales y municipales brasileños para frenar la propagación de la enfermedad, concebidas ante la ausencia de medidas en este sentido por parte del Gobierno central. El mandatario aboga por acciones más indulgentes, como aislar únicamente a los ancianos.

Brasil es el tercer país más afectado del mundo por la pandemia y el segundo en cuanto a número de fallecimientos. Durante la jornada, el Ministerio de Salud de Brasil ha registrado 70.574 nuevos contagios, que han elevado el balance global del país hasta los 7.040.608 casos.

Además, las víctimas mortales a causa de la COVID-19 en suelo brasileño se ubican en 183.735, 936 constatados durante las últimas 24 horas. Por su parte, 6,1 millones de personas han logrado recuperarse de la enfermedad en el país sudamericano.