Publicado 11/09/2023 18:00

AMP.- Haití.-Aumentan a más de 20.000 los desplazados por la ola de violencia desatada en agosto en Puerto Príncipe

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El auge de la violencia armada a mediados de agosto en las calles de la capital de Haití, Puerto Príncipe, ha obligado en estos últimos dos meses a más de 20.000 personas a abandonar sus hogares, según datos de la ONU, que previamente ya había alertado de la especial vulnerabilidad de estas personas.

La escalada más reciente se concentra en los barrios de Carrefour-Feuilles y Savanes Pistaches, escenarios recurrentes de choques entre varios grupos armados que intentan aprovecharse del vacío de poder político para ganar presencia y controlar zonas enteras de la ciudad.

La OIM tiene ya constancia de la huída de 4.123 familias, con un total de 20.719 personas afectadas. Sólo en el suburbio de Bas Peu de Chose se han registrado ya más de 15.000 desplazados y no se descarta que la cifra siga creciendo en la medida en que la situación sobre el terreno sigue siendo tensa.

Parte de los desplazados recalan en viviendas de familiares o conocidos, pero otros muchos optan por asentarse en campamentos improvisados. Precisamente la OIM alertó en agosto de las "condiciones vulnerables" de estos enclaves, en un país que acumula ya unos 200.000 desplazados internos, la mitad de ellos niños.

El representante del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), Bruno Maes, ha denunciado que, "en algunos barrios de Puerto Príncipe, las familias se enfrentan a grupos armados decididos a ampliar su influencia, y a muchas de ellas no les queda más remedio que abandonar sus hogares para refugiarse de la violencia".

Maes ha advertido en un comunicado de que, fruto de la inseguridad constante, "la situación es extraordinariamente impredecible", por lo que ha llamado a estar "preparados" para brindar "servicios esenciales". En este sentido, ha catalogado de "fundamental" el apoyo "flexible" de los donantes.

Cerca de tres millones de niños necesitan ayuda humanitaria este año en Haití, pero de los 246 millones de dólares (229 millones de euros) solicitados, UNICEF apenas ha recibido un 18 por ciento. "Estamos prestando un apoyo fundamental, pero estamos trabajando con un depósito casi vacío. Podemos y debemos hacer más, porque están en juego las vidas de los niños", ha subrayado el responsable.

Contador