Publicado 13/12/2020 23:46CET

AMP2.- Venezuela.- Venezuela confirma 11 muertos en un naufragio de emigrantes en el Caribe

Embarcación de patrulla de los Guardacostas de Venezuela
Embarcación de patrulla de los Guardacostas de Venezuela - ARMADA DE LA FANB DE VENEZUELA

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

Al menos once personas han muerto y nueve más están desaparecidas tras el naufragio de una embarcación en la que un grupo de migrantes venezolanos pretendían alcanzar Trinidad y Tobago.

"Los cuerpos fueron hallados el sábado a siete millas náuticas de la costa de Sucre y trasladados a Güiria en el patrullero Sereta, siglas PG-412, hasta el muelle de la Guardia Nacional Bolivariana", han explicado fuentes de la Policía de Sucre citadas por el diario 'Últimas Noticias' en su edición digital.

"Se trata de cuatro mujeres adultas, cuatro hombres adultos, dos niños y una niña (...). Extraoficialmente se conoció que en el bote, desaparecido hace tres días, viajaban 19 personas con destino a Trinidad y Tobago", ha añadido la fuente.

En un primer momento se informó de que había 19 fallecidos a través de una ONG y posteriormente los Guardacostas de Trinidad y Tobago informaron de que Venezuela les ha trasladado de que hay once fallecidos. Además habría otros nueve desaparecidos, igualmente adultos y niños.

"La información preliminar apunta a que la embarcación partió de Güiria el 6 de diciembre de 2020 con más de 20 personas a bordo. Estas personas no han sido vistas desde ese día", han explicado los Guardacostas de Trinidad y Tobago.

Las autoridades trinitenses desmienten así las informaciones que aseguran que la embarcación alcanzó las costas del país, fue expulsada por los guardacostas y naufragó en su camino de vuelta a la costa venezolana.

La activista de Derechos Humanos venezolana Rocío San Miguel ha informado de la muerte de 19 emigrantes cerca de las costas del estado de Sucre. "Guardia costera encuentra 19 adultos y niños ahogados, a 6,3 millas náuticas de las costas de Güiria. Nuevo naufragio mortal de un bote desparecido hace 3 días. Murieron buscando libertad y un mejor porvenir para sus familias, huyendo de Venezuela en forma insegura", ha asegurado San Miguel en su cuenta en Twitter.

"Funcionarios de la guardia costera hallaron en el mar los cuerpos de un grupo de migrantes venezolanos, incluidos niños, a unos seis kilómetros de Güiria, en Sucre", ha añadido San Miguel, abogada de profesión y presidenta de la ONG Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional.

Tras la difusión de la información trinitense, San Miguel se ha reiterado en su afirmación de que son 19 los fallecidos, entre ellos niños de dos, seis y ocho años de edad, así como un bebé de once meses.

El comisionado de la Organización de Estados Americanos (OEA) para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos, David Smolansky, informó también de 19 muertos, pero más tarde se acogió a la versión de los once cadáveres.

La oposición venezolana ha expresado su pesar por las muertes y las ha atribuido a la "dictadura" del presidente Nicolás Maduro. Así, el dirigente opositor Juan Guaidó indicado que "son víctimas de una dictadura criminal, de una red de trata de blancas, de seres humanos. Fueron expulsadas de su país".

"Nos embarga de tristeza la noticia de 19 venezolanos que murieron ahogados cuando intentaban huir del régimen de Nicolás Maduro, este es reflejo de la deshumanización creada por la dictadura y la indolencia de gobiernos como el de Trinidad y Tobago", ha afirmado por su parte el también diputado opositor Julio Borges.

"Los venezolanos prefieren arriesgar su vida para intentar escapar de la dictadura de Maduro que someterse a la miseria y el hambre. Es un drama humano, igual al que se vive en Cuba y Siria. Urge que el mundo abandone agendas ideológicas y nos unamos para poner fin a esta tragedia", ha añadido.

Hace tres semanas un grupo de migrantes venezolanos, incluidos 16 niños, fue deportado de Trinidad y Tobago y permaneció 48 horas en altamar antes de regresar a la isla amparados por la orden de un tribunal, informa el portal venezolano Efecto Cocuy. Las autoridades de Trinidad y Tobago alegan que las fronteras se encuentran cerradas por la pandemia de coronavirus.

El 9 de diciembre, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares a seis niños venezolanos involucrados en el caso.