Actualizado 19/03/2015 14:39:36 +00:00 CET

Un ancestro del cocodrilo, el máximo depredador antes de los dinosaurios

Ancestro del cocodrilo
JORGE GONZALES

MADRID, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un ancestro de los cocodrilos recién descubierto podría haber llenado una de las principales funciones de los depredadores de América del Norte antes de que los dinosaurios llegaran al continente. 'Carolinensis Carnufex' era un crocodilomorfos de casi tres metros de alto que vivía en la tierra, caminaba sobre sus patas traseras y probablemente cazaba habitantes más pequeños de los ecosistemas de Carolina del Norte, como reptiles blindados y familiares de mamíferos tempranos.

Paleontólogos de la Universidad Estatal de Carolina del Norte y el Museo de Ciencias Naturales de Carolina del Norte, Estados Unidos, recuperaron partes del cráneo de 'Carnufex', de la columna vertebral y la extremidad anterior superior de la Formación Pekin en el condado de Chatham, en Carolina del Norte. Como el cráneo de 'Carnufex' se conservó en pedazos, era difícil visualizar cómo había sido el cráneo completo en vida.

Para obtener una visión más completa de la calavera de 'Carnufex', los investigadores escanearon los huesos individuales con la última tecnología de imagen, un escáner de superficie de alta resolución y crearon así un modelo tridimensional del cráneo reconstruido, utilizando los cráneos más completos de familiares cercanos para llenar las piezas que faltaban. La Formación Pekin contiene sedimentos depositados hace 231 millones de años en el inicio del Triásico Tardío (el Cárnico), cuando lo que hoy es Carolina del Norte era una región ecuatorial húmeda y cálido que se empezaba a separar del supercontinente Pangea.

"Los fósiles de este periodo de tiempo son muy importantes para los científicos, ya que registran la aparición más temprana de cocodrilomorfos y dinosaurios terópodos, dos grupos que primero se desarrollaron en el periodo Triásico, que han logrado sobrevivir hasta nuestros días en forma de cocodrilos y aves", subraya Lindsay Zanno, profesora asistente de investigación en la Universidad de Carolina del Norte, directora del Laboratorio de Paleontología y Geología en el museo y autora principal de un artículo sobre el hallazgo en 'Scientific Reports'.

"El descubrimiento de 'Carnufex', uno de los primeros cocodrilomorfos y más grandes del mundo, añade más información al debate sobre los principales depredadores terrestres a lo largo de Pangea", celebra esta experta. Los depredadores típicos de Pangea incluyen a los rauisúquidos de grandes cuerpos y 'Poposauroidea', temibles primos de antiguos cocodrilos que se extinguieron en el período Triásico.

En el hemisferio sur, "estos animales cazaban junto a los dinosaurios terópodos más tempranos, creando una aglomeración de depredadores", dice Zanno. Sin embargo, el descubrimiento de 'Carnufex' indica que en el norte, los cocodrilomorfos de cuerpo grande, no los dinosaurios, se fueron sumando a la diversidad de los principales nichos de depredadores. "Sabíamos que había demasiados artistas en el escenario del Triásico Tardío --agrega Zanno--. Sin embargo, hasta que desciframos la historia detrás de 'Carnufex', no estaba claro que los primeros ancestros de los cocodrilos se encontraban entre los que competían por los mejores papeles de depredadores anteriores al reinado de los dinosaurios en América del Norte".

A medida que el Triásico llegaba a su fin, la extinción diezmó esta colección de depredadores y sólo los cocodrilomorfos de cuerpo pequeño y los terópodos sobrevivieron. "Los terópodos fueron suplentes preparados para los nichos con vacantes de depredadores cuando cocodrilos de cuerpo grande y sus familiares se retiraron --argumenta Zanno--. Los dinosaurios depredadores ocuparon estos papeles exclusivamente durante los siguiente 135 millones años".

Aún así, los cocodrilos antiguos tuvieron éxito en otros lugares. "A medida que los dinosaurios terópodos comenzaron a hacerse algo más grande, los antepasados ??de los cocodrilos modernos inicialmente asumieron un papel similar al de los zorros o los chacales, con cuerpos elegantes pequeños y largas extremidades --apunta Susan Drymala, estudiante graduada en la Univesidad de Carolina del Norte y coautora del papel--. Si se quiere imaginar estos animales, basta con pensar en un zorro de hoy en día, pero con la piel de cocodrilo en lugar del pelaje".