Aniko Villalba: "Al vivir viajando, cada uno de mis días empezó a ser distinto al anterior"

Actualizado 11/04/2014 11:41:44 CET
Aniko Villalba
Foto: VIAJANDOPORAHI.COM

MADRID (Notimérica/EP)

   Las tres palabras que más definen a Aniko Villalba son: escritora, fotógrafa y viajera, porque son las tres cosas que más le gustan hacer y a las que se dedica profesionalmente. Esta joven nacida en Buenos Aires (Argentina) viaja por el mundo de una manera económica, se aloja en casas de familias, come en puestos callejeros y trabaja desde cualquier lugar del mundo a través de Internet.

   Autora del libro 'Días de Viaje' y creadora del blog viajandoporahi.com, con casi 20.000 seguidores en Facebook y 6.000 en Twitter, Villalba de pequeña siempre soñó con viajar. "Me intrigaba saber cómo vivirían las personas en otras geografías, cuáles serían sus pensamientos, qué comerían, cómo se vestirían qué colores usarían, cómo entenderían el mundo. Algo me decía que más allá de nuestras diferencias de nacionalidad, color o religión todos éramos, en esencia, iguales. Me fascinaba pensar en la diversidad de culturas que existían y soñaba con conocerlas y escribir acerca de ellas", hoy puede decir que ha cumplido parte de su sueño.

   La escritora empezó a viajar en el 2008. "Hice un viaje de nueve meses por América Latina con un blog que se llamó 'Diario de una mochilera' del periódico argentino 'La Nación' donde contaba la experiencia del viaje. Era la primera vez que viajaba sola de mochilera por tanto tiempo", destaca la también fotógrafa en una entrevista concedida a Notimérica.com, el portal de noticias del continente americano de la agencia Europa Press.

   El blog 'Viajando por ahí' nació en el 2010, unos días antes de comenzar su viaje por Asia, destino que surgió gracias a las publicaciones en el blog anterior. "Me contactó el dueño de una agencia de viajes argentino que vive en España, que le había gustado mucho mi manera de escribir, de ver el mundo y me dijo que me quería ayudar, que quería colaborar para que yo pudiera seguir viajando". Sebastián, como lo llama la escritora de una manera cálida, le ofreció un pasaje de avión al lugar del mundo donde ella eligiera. "Era como un sueño hecho realidad porque yo no tenía el dinero para viajar hasta el continente asiático", destacó Villalba.

   El primer destino de su viaje a Asia fue Tailandia, lugar donde  viajandoporahi.com empezó a crecer, a difundirse. "Escribí varios artículos con información útil para personas que viajaran a Asia, me puse a escribir experiencias e información para viajar de una manera económica y así se empezó a conocer el blog", comentó.

   Aniko Villalba lleva seis años viajando por el mundo, de los cuales uno se radicó en Buenos Aires para escribir su primer libro 'Días de Viaje'.

   En sus más de 2.000 días viajando, la protagonista vivió momentos buenos y malos. "Muchos momentos son felices para mí, yo viajo de mochilera, con bajo presupuesto, hospedándome en casas de amigos, de gente que contacto por Internet a través de redes sociales para viajeros, de personas que me invitan porque los conocí en alguna parte de mi ruta y luego voy a sus ciudades. Creo que introducirme en la rutina de las personas, en su casa, en su cultura, son mis buenos momentos", destaca.  "Tener contacto a través de una sonrisa con culturas que no hablo el idioma, son los momentos más felices".

   Villalba destaca que uno de los momentos que podrían llamarse "malos", son las despedidas. A pesar de haber sufrido dos robos, la bloguera declara que esas son cosas materiales que no opacan el momento como sí sucede cuando debe partir a otro rumbo dejando personas especiales en el camino. "Al estar en los sitios de paso se vive todo con intensidad y despedirme de cada uno de las personas que conozco cuesta porque no sabés cuando volverás a verla", dice emocionada.

   Respecto a un momento gracioso, cuenta que "un día estaba en un templo, se me acercó un indonesio, me preguntó de dónde era, le dije que de Argentina y empezó a contarles a los amigos que yo era amiga de Maradona, apareció un grupo personas que me encerraron en círculo saltando y cantando "Ma-ra-do-na".

   Filipinas fue un viaje especial para la escritora por diferentes motivos: asistió a un velorio, a un cumpleaños, a la asunción de NoyNoy Aquino como presidenta y convivió con curas que hablaban español.  "Apenas aterricé en Manila, capital de Filipinas, sentí que me había caído del continente asiático y había entrado a una realidad paralela ubicada en algún rincón desconocido de América Latina", describe Villalba en el capítulo 'Apuntes de un road-trip por Filipinas'.

   La manera de financiarse en los viajes es a través de su trabajo por Internet. El primer viaje que realizó tenía los ahorros de toda su vida, porque siempre soñó con viajar y juntó su dinero durante su infancia y adolescencia. Tras finalizar la carrera de Comunicación Social en Argentina, Villalba partió de su país natal con la idea de ser cronista de viaje. Actualmente trabaja en el camino, escribiendo y sacando fotos para revistas, portales de Internet, periódicos e intercambios con secretarías de turismo, que le financian la estadía con comidas, transportes, a cambio de relatar la experiencia en el blog. Además, obtiene ingresos a través de la venta de su libro.

   "Mis grandes gastos son alimentación transporte y alojamiento, no necesito más que eso. Para alojarse existen redes de intercambio de hospitalidad, para trasladarse existe una página de coche compartido, se puede hacer dedo de barco (vas al puerto, hablas con los capitanes e intercambias el viaje gratis por trabajar durante el viaje) y dedo de avión (tienes que hablar con aviones privados). La comida trato de hacerlo a la manera local y siempre es más barato que de turista. Si no es en la calle, se compra en los supermercados. Así se disminuyen costos", destacó.

   La idea de escribir un libro también era un sueño de pequeña, soñaba con ello, es el formato de texto que más le gusta, pero como uno no puede empezar un libro de la nada fue dando otros pasos (escribir en el blog y revistas) para llegar a la meta.

   "Desde el primer día que me fui de viaje tenía la idea de que en algún momento lo iba a escribir, pero sabía que no sería enseguida ya que tenía que vivir historias primero. A finales de 2012 que viajé a España por un mes, comencé a pensar en el formato libro, tomaba apuntes, pensaba qué historias quería publicar, qué historias no, fue en un metro de Barcelona que me inspiré", relató Aniko.

   "Luego continué en Brasil, en enero de 2013 arranqué con los primeros borradores, quería contar las historias que me gustaba escribir, porque serían las que al lector le llamarían la atención. Agosto fue el mes que terminé de escribirlo en Buenos Aires y lo primero que pensé fue: ¡Por fin!".

   Aniko Villalba publicó su libro de manera independiente, tomó todas las decisiones, trató que sea un libro auténtico y muy a su estilo. "Quise contar cómo es vivir viajando, cómo comencé a viajar, cómo a escribir. En Días de Viaje cuento mi vida como viajera". Los planes a partir de ahora serán seguir viajando por todo Europa, recorrer todos los países del continente, especialmente Europa oriental "por la cercanía familiar que tengo, a mi ritmo, sin fecha de regreso", concluyó.