Los 4 animales que han desaparecido en Iberoamérica durante los últimos 20 años

Actualizado 12/05/2019 8:43:01 CET
Los 4 animales que han desaparecido en Iberoamérica duran los últimos 15 años
NOTIMÉRICA
 

   MADRID, 12 May. (Notimérica) -

   La cacería, la deforestación de los bosques y el calentamiento global son algunos de los factores que han contribuido para que  cuatro especies del reino animal hayan desaparecido en Iberoamérica durante los últimos cuatro lustros.

   A pesar de que poco a poco se toman medidas para evitar que otras especies padezcan un final como es la extinción, para algunos animales ya es demasiado tarde pues el impacto ambiental y el ser humano 'han hecho su trabajo' y ya solo será posible conocerlos en fotografías.

   El guacamayo azul, la tortuga gigante de pinta, el sapo dorado y la foca monje del caribe, son las cuatro especies que ya han desaparecido en Iberoamérica durante los últimos 20 años. Aquí recogemos algunos datos sobre estos animales para conocerlos un poco mejor:

   1. GUACAMAYO AZUL

   Esta ave azul que aparece en la conocida producción animada 'Río' desapareció de su hábitat natural en el año 2000, unos 11 años antes de que se estrenara el filme.

   Se trata de una variedad de ave autóctona del país que se extinguió a consecuencia de la deforestación de su entorno y la cacería masiva para ser comercializada como animal de compañía.

   Un estudio recogido por la organización Bird Life en septiembre de 2018 asegura que, aunque estas aves no se pueden ver en la naturaleza, todavía existen entre 60 y 80 guacamayos azules en cautiverio por lo que cabría la posibilidad de una repoblación.

Guacamayo azul 1

   2. TORTUGA GIGANTE DE PINTA

   Durante la época de los piratas y los bucaneros del siglo XVIII se descubrió que las tortugas podían sobrevivir, sin agua ni comida, durante una gran temporada en las bodegas de los barcos.

   Esto llevó a que los buques, especialmente los balleneros que frecuentaban las Galápagos, donde se asentaba la tortuga gigante de pinta, cazaran grandes cantidades de tortugas y las guardaran en sus bodegas para comerlas meses más tarde utilizándolas como carne fresca durante sus largos viajes.

   La población de esta especie de tortuga entonce

s disminuyó notablemente a causa de la desmedida cacería para comer su carne y vender su caparazón. El último ejemplar de esta especie vivía en las islas Galápagos y se le conocía como el Solitario George, pero desafortunadamente y debido a su avanzada edad, falleció el 24 de junio de 2012 y con él también lo hizo su especie.

   tortuga gigante de pinta

   3. LA FOCA MONJE DEL CARIBE

   Este mamífero que solía nadar por las costas del caribe se declaró extinto en el 2008 y, según la Administración Atmosférica Oceánica, su desa

parición se debió a causas humanas.

   Esta especie de foca era cazada por la industria pesquera para comercializar con su carne y su grasa, lo que desgraciadamente extinguió a este mamífero.

FOCA MONJE

   4. EL SAPO DORADO

   Este anfibio fue víctima del calentamiento global ya que para su reproducción requería cierto nivel de humedad que, por los ca

mbios climáticos, dejaron de darse, lo cual llevó a que no se reprodujeran nunca más.

   Los sapos dorados habitaban en las charcas del bosque Nuboso Monteverde en Costa Rica. Debido al calentamiento global la neblina que daba nombre a este bosque desapareció, las charcas se secaron y con ellas los sapos dorados.

sapo dorado