Aplazan el juicio contra la salvadoreña acusada de intentar abortar del embarazo fruto de la violación de su padrastro

Protesta en contra del juicio de Imelda Cortez
TWITTER/@ELMUNDOSV
Publicado 13/11/2018 12:00:53CET

   SAN SALVADOR, 13 Nov. (Notimérica) -

   Ayer tenía que haber comenzado el juicio contra la salvadoreña Imelda Cortez acusada de intentar abortar tras un embarazo fruto de la violación de su padrastro, pero la vista quedó aplazada para el próximo 17 de diciembre a las 10:30 (hora local) debido a que la Fiscalía no se personó.

   En 2016 la joven de 20 años se quedó embarazada después de que su padrastro la violara, un hecho que se repitió durante nueve años. El día que dio a luz, la joven comenzó a desangrarse y fue llevada al hospital donde los médicos sospecharon que pudiese tratarse de un intento de aborto por lo que dieron el aviso a la policía ya que en el país el aborto está prohibido incluso en casos de violación. Los agentes inspeccionaron la vivienda de la joven dónde encontraron un bebé recién nacido.

   El bebé estaba sano y aunque Cortez aseguró no saber que estaba embarazada, fue acusada de intento de asesinato y enviada a prisión sin fianza después de pasar una semana en el hospital. Allí permanece desde entonces junto a otras 25 mujeres también acusadas de inducir abortos aunque, según el Grupo de Ciudadanos para la Despenalización del Aborto (CDFA), fueron involuntarios.

   Según el CDFA "Imelda está siendo tratada como un criminal, no como una víctima de violencia sexual" y añade que las condenas por este delito a menudo se basan en evidencias médicas endebles, ya que es muy difícil para los médicos probar si alguien ha tenido un aborto natural o si ha intentado inducírselo.

   La justicia de El Salvador decidirá el próximo 17 de diciembre si condena a 20 años de cárcel a la joven.