Argentina.- Argentina presenta Proyecto de Ley sobre responsabilidad social empresarial en el turismo sexual infantil

Actualizado 10/08/2006 19:08:10 CET

El objetivo es que sean inhabilitados los operadores, agencias o empresas que promocionen paquetes turísticos con estos fines

MADRID, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

El creciente aumento en la prostitución infantil relacionada con el turismo sexual en Argentina ha sido la razón de la presentación reciente de un nuevo Proyecto de Ley sobre 'Responsabilidad empresarial en el turismo sexual infantil', cuyo autor, el diputado nacional por la provincia de Misiones, Diego Sartori, espera que sea aprobada "en breve". Uno de los objetivos es que sean inhabilitados los operadores y empresas del sector que lo promocionen.

De aprobarse dicho proyecto, que ya se encuentra en la Cámara Baja, se agregaría al Código Penal de la Nación el artículo 125, donde quedaría tipificado el delito "que cometieren empresas dedicadas a la actividad turística (agencias de viaje, guías de circuitos, hoteles, aerolíneas, transportistas, y operadores) al promover o facilitar la prostitución de menores de dieciocho años de edad".

Estas empresas serán sancionadas con inhabilitación definitiva de su licencia, más una multa, en todos los casos, cuyo valor se fijará evaluando las circunstancias del caso, y el capital social de la empresa que cometa el mencionado delito, incluyéndose éste dentro del Libro segundo del Código Penal, título III, capítulo III, 'Delitos contra la Integridad sexual', según recoge 'ComunicaRSE'.

"La prostitución es la depravación de los motivos generadores del trato sexual. El sexo y el amor son sustituidos como motivo habitual del acto sexual, por la finalidad del sujeto de satisfacer el propio ánimo de lucro o el ajeno, entregándose para ello a personas indeterminadas", recuerda en este sentido el experto en Derecho Penal, Ricardo C. Núñez.

"La prostitución infantil relacionada con el turismo, está en franco aumento en nuestro país, presentando una situación muy compleja ya que son varios los factores que hacen que sea una tarea difícil de erradicar", explica por su parte Sartori.

A su juicio, el tipo de cambio favorable "es un atractivo por el cual Argentina parece haberse posicionado en la ruta del turismo sexual infantil, agravado por la pobreza y la exclusión social para fomentar este negocio".

En Centroamérica se persigue a las personas que se dedican a la captación de menores para trabajos sexuales, que normalmente ofrecen a turistas provenientes de Estados Unidos en su mayoría. "No se penaliza la adquisición de servicios, más bien se reprime a quién los ofrece", agrega el experto, por lo que existen una gran polémica acerca de lo que debe ser considerado ilegal; si la venta de los servicios o la adquisición de éstos.

GRAVES SECUELAS EN LOS MENORES

Cuando más temprana es la edad en la que es introducido un niño en la prostitución, "mayores son los daños físicos y psíquicos que le producen", ya que su cuerpo se ve afectado por enfermedades de transmisión sexual, como el sida, embarazos precoces, retrasos en el desarrollo, o ingesta de alcohol y droga, con consecuencias "graves y de por vida".

Las secuelas psicológicas devienen del abandono de sus padres, la sumisión al pederasta, el trato humillante por parte de la persona que se beneficia de esa explotación y los traumas producto de las relaciones sexuales obligadas. El resultado es un niño o una niña "que estará lejos de una recuperación que lo inserte de nuevo en la sociedad, sino que al contrario, de adulto, entrará de nuevo en un nuevo ciclo de prostitución".

Este experto llama la atención sobre el crecimiento de esta práctica de turismo sexual infantil especialmente en algunas zonas del país, como Iguazú, utilizando la infraestructura turística de la zona de Cataratas o en la zona de Triple Frontera, pero también en otras provincias como la Capital Federal.

En Argentina no hay penas para casos precisos de turismo sexual infantil, solo se aplican las penas que corresponden en general a los abusadores de niños, por lo que "se hace necesario normalizar en el Código Penal condenas para los gestores de esta situación, como las agencias de viajes, hoteles y medios de trasportes privados, cuyos chóferes al trasladar al turista, reconocen a quienes pueden ofrecer el servicio", agrega el impulsor de este Proyecto del Ley.

El grado de participación de agencias de viajes, organizadores de tours y hoteles, que utilizan publicidad explicita e implícita o muestran por Internet las ciudades donde la prostitución infantil está extendida, "manifiesta una forma encubierta de apoyo que debe erradicarse", agrega Sartori, que añade que la leyes "deben sancionar a toda la cadena operativa que vende paquetes turísticos con fines sexuales".