Actualizado 06/03/2006 17:13:21 +00:00 CET

Argentina/España.- El juez interroga a los tres acusados de haber matado a un empresario español en La Pampa

BUENOS AIRES, 6 Mar. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El juez que investiga el homicidio del empresario español Manuel Moneo Simón, cuyo cuerpo fue encontrado el viernes pasado, interrogará hoy como sospechosos a los tres hombres detenidos acusados de haber cometido el homicidio, informa la prensa local.

El juez en lo penal de la ciudad de Santa Rosa, provincia de La Pampa, a 600 kilómetros de Buenos Aires, aseguró esta mañana a la prensa que "el hecho, de ninguna manera está esclarecido".

La familia de Moneo Simón, de 75 años, denunció su desaparición en diciembre pasado en la provincia de San Luis, donde vivía con su familia. De nacionalidad española, el empresario hacía muchos años que estaba radicado en Argentina.

El magistrado a cargo de la causa tomarán declaración como sospechosos a los detenidos el viernes pasado: Ceferino Paulino (35 años), ex socio de Moneo Miguel Roldán, ex empleado de la víctima, (35), y un tercer hombre de apellido Andrada, propietario de la porción del predio rural de Luán Toro, dónde apareció el cuerpo.

Según los investigadores, Moneo Simón había viajado en diciembre desde la ciudad de Arizona, en la provincia de San Luis, donde era propietario de un aserradero, con una importante suma de dinero para comprar maquinarias para su establecimiento.

Moneo Simón había viajado hasta el paraje rural de Luán Toro para reunirse con Paulino y Roldán, quienes supuestamente lo iban a acompañar a realizar las compras en la ciudad de Rosario, a 200 kilómetros de Buenos Aires.

Pero al encontrarse con Roldán comenzó una discusión y éste lo atacó, según la agencia oficial de noticias Télam. Los peritos forenses indicaron que Moneo Simón habría sido golpeado en la cabeza con un garrote y, tras perder el conocimiento, lo siguieron golpeando y ahorcaron con una soga, para finalmente arrojar su cuerpo a un pozo de más de un metro y medio de profundidad.