Actualizado 28/02/2006 17:11:11 +00:00 CET

Argentina/España.- La Justicia argentina extraditará a Madrid a uno de los principales 'hackers' españoles

ROSARIO (ARGENTINA), 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un juez federal argentino aceptó hoy la petición de extradición cursada por las autoridades españoles contra el joven español José Manuel García Rodríguez, acusado de ser el mayor pirata informático de España, según informaron fuentes judiciales.

La resolución del juez federal Carlos Vera Barros tiene lugar después de que el presunto 'hacker', de 24 años y detenido desde hace siete meses en la delegación local de la Policía Federal, aceptara ser enviado a su país, lo cual evitó el juicio de extradición.

Sobre García Rodríguez pesaban nueve peticiones de captura internacional y tres pedidos de extradición -dos de juzgados de Madrid y uno de Valladolid- por la presunta comisión de los delitos de fraude informático, estafa simple y daños.

García Rodríguez era conocido en la web por su apodo de 'Tasmania' entre los cibernautas y se le acusa de hacer 'phishing', robar las claves y contraseñas de cuentas bancarias de víctimas elegidas al azar y luego transferir su dinero a otra cuenta ficticia.

"Curioseo, investigo (...) Molesta que una gran corporación gaste fortunas en genios para que les armen un sistema de supuesta defensa y venga un chico sin otro recurso que su inteligencia y conocimientos y muestre que todo es una mentira", afirmó recientemente el 'hacker'.

La Guardia Civil detuvo en 2003 a un rumano técnico superior en informática que incriminó a 'Tasmania' como líder de la banda. Cuando los agentes fueron a su domicilio en Madrid ya había desaparecido. El 30 de septiembre de ese mismo año llegó legalmente a Argentina.

Se instaló en la localidad de Carcarañá, provincia de Santa Fe, donde alquiló una casa modesta y montó una potente computadora. Pasaba casi día y noche frente a la pantalla y sólo salía para ir al supermercado o al bar, según informa la prensa local.

Los vecinos le habían apodado 'El Gordo España', pero el 28 de julio de 2004 todo Carcarañá se conmocionó porque la Interpol vino a capturarlo. Le aguardaron todo el día en la calle y, al anochecer, cuando García Rodríguez iba a guardar la moto le detuvieron.