Argentina.- El ex presidente De la Rúa declara ante el juez como sospechoso del pago de sobornos

Actualizado 06/07/2006 18:55:30 CET

BUENOS AIRES, 6 Jul. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El ex presidente argentino Fernando de la Rúa (1999-2001) declaró hoy ante el juez federal Daniel Rafecas como sospechoso de haber pagado sobornos a legisladores para que aprobaran una polémica ley de reforma laboral durante el año 2000.

De la Rúa llegó poco después de las once de la mañana (cuatro de la tarde, hora española) para declarar por segunda vez ante el magistrado que investiga el pago de sobornos en la causa en la que el ex mandatario está acusado de cohecho activo, un delito que tiene una pena de hasta seis años de prisión.

El ex presidente ya negó las acusaciones cuando fue interrogado por primera vez como sospechoso el pasado 5 de junio, momento en que presentó un extenso escrito y declaró ante Rafecas durante más de doce horas. Negó todos los cargos en su contra.

En la causa ya se ha procesado el ex ministro de Trabajo de De la Rúa, Alberto Flamarique, a seis ex senadores nacionales, al ex titular de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE) Fernando de Santibañes, y el ex secretario parlamentario Mario Pontaquarto.

Este último fue quien dio un vuelco en la causa cuando admitió que fue el encargado de retirar el dinero de la SIDE y que se encargó personalmente de distribuir el dinero entre los legisladores para que votaran la ley de reforma laboral.

El escándalo que se generó cuando trascendió el pago de los sobornos fue el comienzo de la caída del gobierno de De la Rúa, ya que provocó la renuncia de su vicepresidente, Carlos Álvarez, disconforme con la forma en que el ex presidente había hecho frente a las acusaciones.

En su declaración, Pontaquarto aseguró que De La Rúa dio personalmente instrucciones de cómo realizar los pagos, durante una reunión que se desarrolló en la Casa Rosada, sede del Ejecutivo.