Actualizado 17/12/2013 22:35 CET

Argentina.- El Gobierno y la Policía de Catamarca acuerdan un aumento salarial a cambio de deponer la huelga

La Policía de Catamarca toma la Casa de Gobierno
REUTERS

BUENOS AIRES, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno y la Policía de la provincia argentina de Catamarca han llegado este sábado a un acuerdo para aumentar el salario del cuerpo de seguridad a cambio de que los uniformados depongan la huelga que comenzaron ayer.

La gobernadora de Catamarca, Lucía Corpacci, ha anunciado de madrugada, tras horas de intensas negociaciones, que ha autorizado un "aumento salarial de emergencia" que se aplicará con carácter retroactivo a partir del 1 de diciembre de este año.

Corpacci ha detallado que los agentes tendrán un salario mínimo de 7.050 pesos (7.050 dólares) a los que se podrán añadir distintos suplementos, de modo que al inicio del segundo semestre de 2014 el salario policial medio sume 10.000 pesos.

Además, las partes han acordado crear una mesa de trabajo para tratar allí cualquier controversia sobre el nuevo régimen salarial de la Policía de Catamarca, según ha informado la agencia de noticias oficial Télam.

A este respecto, han asumido "la obligación adicional de que en el futuro las inquietudes y reclamos sean canalizados por las vías que correspondan, evitando situaciones de total incertidumbre en la sociedad y garantizando la paz social de la provincia".

Interrogada por la prensa sobre el resultado de las negociaciones, la gobernadora catamarqueña se ha limitado a destacar que "hubo muy buena voluntad de las partes para llegar a una solución".

Tras el acuerdo, la provincia ha amanecido con "absoluta normalidad". El cuerpo de seguridad ha retomado sus labores y los comercios han abierto sus puertas, ya sin miedo a los saqueos.

El conflicto en Catamarca surgió ayer, cuando los policías tomaron la Casa de Gobierno en demanda de un aumento salarial, lo que obligó a sus compañeros de Carabineros a desalojarles, dejando un balance de tres heridos.

La protesta policial en Catamarca ha estado motivada por la que comenzó el pasado lunes en la provincia de Córdoba, que se zanjó dos días después con un aumento salarial de 2.500 a 8.000 pesos y con un muerto, 200 heridos --once graves-- y miles de comercios saqueados.

El cuerpo de seguridad también se ha manifestado en las provincias de Río Negro y Neuquén por los mismos motivos. Aunque ha habido disturbios, son de menor envergadura que los registrados en Córdoba a principios de semana.