Argentina.- Los hijos de la dueña de 'Clarín' se oponen a que su ADN se compare con las muestras del Banco Nacional

Actualizado 28/05/2010 22:32:04 CET

BUENOS AIRES, 28 May. (EUROPA PRESS) -

Los hijos de la propietaria del grupo de comunicación argentino 'Clarín', Felipe y Marcela Noble Herrera, se negaron este viernes a que sus muestras de ADN se cotejen con las existentes en el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) ya que fueron cedidas con la condición de que solo se comparasen con las de las dos familias demandantes.

Ambos jóvenes comunicaron a la fiscal de San Isidro, en la provincia de Buenos Aires, Rita Molina, su negativa a que las muestras de sangre que se obtuvieron a través de unos análisis se comparen con las del BNDG, donde están registradas todas las familias afectadas por los robos de bebés durante la dictadura militar (1976-1983) y su posterior adopción irregular por simpatizantes del régimen.

Felipe y Marcela alegaron que estas pruebas se obtuvieron gracias a su consentimiento, ya que no podría ser de otra forma, y con la condición de que se utilizasen de forma exclusiva para cotejarlas con las muestras de las dos familias que reivindican su filiación.

A pesar de la oposición de los jóvenes, la fiscal explicó que "no es necesario su consentimiento" para cruzar sus muestras de ADN con las contenidas en la base de datos nacional, ya que la jueza encargada del caso, Sandra Arroyo, podría dictar una orden que avale esta utilización "el próximo lunes".

En cualquier caso, Molina advirtió de que los demandantes cuentan con otras pruebas que se obtuvieron gracias al allanamiento de la vivienda de los jóvenes --previo consentimiento judicial-- que podrían destinarse a esta comparación con los datos del BNDG.

"El objetivo de esta fiscal es conocer la verdad y la verdad sólo la tenemos que obtener con las muestras y con el examen de histocompatibilidad, no sólo con la familia querellante sino con todas las muestras que hay en el banco genético", dijo Molina.

La jurista no descartó que los demandantes solicitarán la realización de nuevas extracciones de sangre para realizar estas comparaciones o, incluso, nuevos allanamientos a la residencia familiar de Felipe y Marcela, según informó la agencia Télam.