Actualizado 22/08/2006 19:29:11 CET

Argentina.- Julio Bocca doce tener "cumplidos todos sus sueños" antes de retirarse de los escenarios el próximo año

El artista actuará mañana en el teatro Jovellanos de Gijón, con un último espectáculo que colgó el cartel de "completo"

GIJÓN, 22 Ago. (EUROPA PRESS) -

El bailarín Julio Bocca manifestó hoy haber "cumplido todos sus sueños y sus metas" en la rueda de prensa previa a la que será su última actuación en el teatro Jovellanos, antes de que deje los escenarios el próximo año en Buenos Aires. Todas las entradas están vendidas. "Quiero retirarme en lo más alto de mi carrera", aseguró. "No estoy triste", señaló.

Bocca, con una trayectoria profesional de 25 años, trae a Gijón su Ballet Argentino, un espectáculo dividido en dos partes y tres obras, que tendrá lugar mañana, a las 20:30 horas. "Son tres obras bastante variadas desde música contemporánea a jazz o tango", explicó el artista. El bailarín mostró su deseo de que "el público quede contento".

En cuanto a su retirada de los escenarios, Bocca aseguró que todavía no tiene nada descartado. No obstante, dejó claro que lo primero que piensa hacer es "dedicarse a sí mismo, estar en casa, y ver que ganas tiene de seguir dirigiendo cine o teatro". Eso sí, el artista tiene planeado ya un viaje de un mes a la Antártida. También pretende comprar un barco para recorrer mundo.

Asimismo, matizó que "ya tiene todo armado por si quiere volver", con alusión a la escuela y compañía de ballet que creó en Argentina. Además, adelantó que tiene un proyecto en estudio con una universidad argentina para que se pueda desarrollar una carrera de danza, canto o música desde la etapa de preescolar hasta la facultad.

De llevarse a cabo el convenio, la carrera de danza sería como una parte de la Universidad. "Es lo único que me queda"; apuntó. Bocca expresó su deseo de que "la gente tenga la oportunidad de hacerlo".

Referente a la posibilidad de hacer cine o teatro, el artista sostuvo que la carrera del bailarín de ballet también es la de actor. "Siempre me manejé con sensaciones no con un reglamento", dijo.

"Estoy feliz con lo que hice", mantuvo el bailarín respecto a su carrera. Bocca se congratuló de haber pisado grandes teatros, actuado con magníficas compañías y bailado con brillantes figuras, como Natalia Makarova o Cinthya Gregory.

El artista tuvo un especial reconocimiento para Alessandra Ferri, con la que formó pareja durante 20 años en su última compañía. Bocca destacó la suerte que tuvo de bailar con ella, ya que formaban "una pareja poco corriente".

En cuanto a su decisión de abandonar los escenarios, señaló que más que las operaciones a las que ha tenido que someterse en estos años son "los dolores que va teniendo el cuerpo" los que motivan su retirada. Según Bocca, ha exigido mucho a su cuerpo durante muchos años.

Además, confesó odiar los entrenamientos diarios, la exigencia del cumplimiento de una disciplina toda su carrera y el hecho de tener sólo 1 o 2 semanas de vacaciones al año. "Es algo que odio y siempre lo odié, uno se va agotando", apostilló.

Por otro lado, Bocca indicó que el Ballet está teniendo "muchos talentos entre los bailarines". Sin embargo, lamentó que falta "personalidad". El bailarín apuntó que se ha superado tanto la técnica que quizás se haya perdido la personalidad. "No hay nada nuevo", se quejó.

En el caso de España, Bocca afirmó que el país cuenta con varios bailarines "dentro del mundo de los grandes talentos". "Lamentablemente no existe una compañía clásica de danza", indicó. Asimismo, alabó que la Fundación Premios Príncipe haya galardonado el pasado año a la danza a través de dos figuras: Maya Plisetskaya y la española Tamara Rojo.

En cuanto al espectáculo que presentará mañana, contiene tres obras: "Desde Lejos", "Tango Brujo" y "Nine Sinatra Songs". En la primera, con coreografía de Mauricio Wainrot, la música de Wim Mertens es una mezcla de ritmos folclóricos e instrumentaciones contemporáneas.

En la segunda, se narra una historia de amor, celos y muerte entre dos hombres y una mujer, con música de Manuel de Falla trasladada a los acordes del tango y coreografía de Ana María Stekelman. Por último, la música de Sinatra con nueve canciones del artista protagoniza la tercera obra, con coreografía de Twyla Tharp. Además, de Julio Bocca, participan en el espectáculo Cecilia Figaredo y Lucas Oliva.