Actualizado 15/03/2012 22:53 CET

Argentina.- La justicia guatemalteca vincula al costarricense 'Palidejo' con el asesinato de Facundo Cabral

CIUDAD DE GUATEMALA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La justicia guatemalteca ha vinculado al costarricense Alejandro Jiménez, alias 'Palidejo', como presunto autor intelectual del asesinato del cantautor argentino Facundo Cabral y ha ordenado su detención mientras se desarrolla la investigación de este crimen que ha conmocionado a toda la región.

Claudia González, jueza Quinto de Instancia Penal, ha vinculado a Jiménez de los delitos de asesinato, asesinato en grado de tentativa y asociación ilícita, al considerar que podría ser el autor intelectual del ataque contra el empresario nicaragüense Henry Fariñas, pero que finalmente se cobró la vida de Cabral.

La Fiscalía tiene ahora tres meses para ampliar su investigación contra 'Palidejo' y sumar más pruebas en contra que permitan demostrar que realmente fue el principal responsable del crimen de Cabral, informa el diario local 'Prensa Libre'.

El próximo 2 de junio se realizará una nueva audiencia para que la jueza conozca las nuevas pruebas que habría recabado la Fiscalía y finalmente decida si 'Palidejo' afronta un juicio por los delitos antes mencionados.

Francisco Campo, abogado de Jiménez, ha confirmado de que su defendido prefirió no declarar en esta audiencia, pero ha calificado de "ridículas" las acusaciones en su contra porque le han acusado de "organizar un delito por mensaje de texto".

La Fiscalía ha presentado como prueba unos mensajes de texto entre 'Palidejo' y los miembros de la banda que perpetraron el ataque en el que murió Cabral. Según Campo, estas supuestas evidencias no son sólidas. "Hay mucha tela que cortar y hay intereses de resolver el caso", ha dicho a los medios locales.

Jiménez llegó el miércoles a Guatemala procedente de Colombia, donde fue capturado el pasado fin de semana. Durante las investigaciones, permanecerá recluido en la cárcel de Fraijanes I, en la capital guatemalteca.

'Palidejo' había intentado comprar el año pasado un famoso centro nocturno de la capital costarricense, pero entró en disputas con el nicaragüense Henry Fariñas, quien actuaba de intermediario, y ordenó asesinarlo en Guatemala.

Durante el ataque, ejecutado el 9 de julio por unos pistoleros en una calle en la capital guatemalteca, murió Cabral, que viajaba en el mismo vehículo de Fariñas porque el nicaragüense se había ofrecido a transportarle al aeropuerto de esa ciudad tras contratarlo para una presentación artística. Fariñas resultó herido y es testigo clave del proceso.