Actualizado 09/01/2006 17:35:21 +00:00 CET

Argentina.- Las lluvia provocaron alivio en zonas amenazadas por la sequía

BUENOS AIRES, 9 Ene. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

Las lluvias registradas durante el fin de semana en buena parte del país han llevado alivio a los productores agropecuarios que soportaban una fuerte sequía que amenazaba con disminuir la cosecha de soja y provocar pérdidas por 1.500 millones de dólares.

Según diversas estimaciones, la falta de lluvias en diversas regiones hará que la cosecha de este año de soja sea un 15 por ciento menor a los 84 millones de toneladas que se cosecharon en la campaña pasada.

De todos modos, la falta de agua afectó a los cultivos de maíz, que vería reducida la cosecha en un 30 por ciento. "Aunque las lluvias llegaron tarde para el maíz, impiden que la situación empeore aún más; le hacen bien a la soja y al girasol", expresó Hugo Biolcati, vicepresidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA).

En la misma línea, Eduardo Sierra, profesor de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires, dijo al diario local 'La Nación' que "estas precipitaciones evitan por ahora pérdidas de más del 15 por ciento (en la cosecha de soja)".

Las zonas más afectadas por la falta de lluvias se encuentran en las provincias de Buenos Aires, el sur de Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos, donde se enfrentan a la sequía más grave en el país de los últimos 50 años.

Rogelio Pontón, de la Bolsa de Comercio de Rosario, calculó que las pérdidas provocada por la sequía podrían llegar a los 1.500 millones de dólares, a raíz de la disminución de la cosecha de soja, el principal producto exportable de Argentina.