Actualizado 01/05/2010 8:54:16 +00:00 CET

Arizona busca a cinco inmigrantes acusados de disparar a un agente

NUEVA YORK, 1 May. (EUROPA PRESS) -

Más de un centenar de agentes de Policía, entre ellos unidades de intervención especial, helicópteros de rastreo y perros buscan a cinco presuntos inmigrantes ilegales acusados de herir de un disparo el viernes a un ayudante de sheriff en el condado de Pinal (Arizona), una semana después de que la gobernadora del Estado, Jan Brewer, aprobara la legislación contra la inmigración ilegal más dura de todo el país.

Se trataría de cinco hispanos que presuntamente transportaban un alijo de marihuana cuando fueron detenidos en la intersección entre la interestatal 8 y la carretera 84 --un corredor empleado habitualmente por los traficantes de droga y de personas-- en el centro-sur del estado norteamericano.

El agente, Louie Puroll, de 53 años, recibió varios disparos procedentes de un rifle automático AK-47 cuando se aproximó al vehículo en el que viajaban los sospechosos para pedirles su documentación.

Una de las balas pasó a escasos centímetros de uno de sus riñones y se llegó a temer por su vida, pero pudo ser evacuado e ingresado en el centro médico regional Casa Grande, donde se procedió a su estabilización. Su pronóstico médico es muy favorable, según informaron fuentes del hospital al diario 'The Arizona Republic'.

Una hora después, según fuentes policiales, los sospechosos se enzarzaron en otro tiroteo contra las fuerzas de seguridad y uno de sus helicópteros de apoyo, antes de darse a la fuga. El alijo de marihuana ha sido incautado por la Policía.

Brewer, quien hace exactamente una semana aprobaba la legislación antiinmigración que concede a la Policía amplios poderes para detener y expulsar a inmigrantes indocumentados a través del Departamento de Inmigración, mostró sus condolencias en su microblog Twitter y aseguró que "frente a lo que dicen algunos líderes, nuestras fronteras no son seguras", una velada referencia al presidente estadounidense, Barack Obama, el cual ha expresado en numerosas ocasiones su desconfianza hacia esta medida, que considera podría exacerbar innecesariamente las tensiones raciales.