Arqueólogos mexicanos se acercan a las tumbas de los reyes del Imperio azteca

Arqueólogos mexicanos se acercan a las tumbas de los reyes del Imperio azteca
REUTERS / HENRY ROMERO
Publicado 26/03/2019 21:55:14CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 26 Mar. (Notimérica) -

   Los arqueólogos mexicanos están cada vez más cerca de las tumbas de algunos gobernantes aztecas a casi 500 años de la caída del Imperio, gracias al hallazgo de dos ofrendas en su capital, la vieja Tenochtitlan.

   Nunca antes han sido encontrados restos de estos reyes, aunque hace60 años, un grupo de académicos aseguró que una osamenta hallada en el estado de Guerrero había pertenecido a Cuauhtémoc, último rey de los aztecas, pero esta pista resultó ser falsa.

   Una de las ofrendas halladas contiene el esqueleto de un jaguar vestido de guerrero, con un disco de madera tallada en la espalda, emblema de Huitzilopochtli, dios de la guerra azteca, y un 'atlatl', ballesta azteca que podía disparar lanzas a gran velocidad, así como corales, estrellas de mar, conchas marinas y los restos de un ave.

   Asimismo, ha sido hallado el esqueleto de un niño vestido a imagen del mismo dios, enterrado junto a varios cuchillos de pedernal, decorados con perlas y piedras preciosas. Tanto el jaguar como el niño fueron sacrificados.

   Lo que diferencia a estas dos ofrendas de las más de 200 encontradas durante décadas es tanto su contenido como las conclusiones que se pueden deducir de ellas, ya que su ubicación induce a los especialistas a pensar que pudieron pertenecer a los reyes del Imperio azteca.

   El director del proyecto Templo Mayor, Leonardo López Luján, descubrió hace unos años un pasadizo oculto bajo una losa a los pies de este santuario y afirma que las cenizas de varios reyes podrían estar en dos cuartos que hay al final de este túnel: "Creemos que encontraremos objetos de enorme valor en la medida en que sigamos profundizando".

Contador

Para leer más