Actualizado 08/06/2015 22:40:22 CET

El arresto de una menor negra en una 'pool party' en Texas conmociona a EEUU

Agente inmoviliza a una adolescente afroamericana
Foto: YOUTUBE

NUEVA YORK, 8 Jun. (Notimérica) -

   La violenta detención de una joven afroamericana de 14 años en MacKinney, Texas, este fin de semana ha desatado la polémica en Estados Unidos. La Policía intervino alertada por los vecinos porque varias decenas de adolescentes habían acudido a una piscina comunitaria en una zona residencial en la que no tenían permiso para permanecer.

   Un vídeo subido a Facebook ha mostrado la violenta reacción de uno de los policías que redujo a una adolescente afroamericana en bikini, apuntándole con su pistola antes de inmovilizarla en el suelo colocándose sobre ella.

   En el vídeo, de siete minutos de duración, se puede al oficial de Policía comienza diciendo varias palabras ofensivas y agarra a la chica por el cuello para ponerla tumbada en el suelo boca abajo, mientras ella grita para que le suelte.

   El incidente tuvo lugar después de que la Policía fuera informada de que había "muchos jóvenes" en la piscina de la comunidad Craig Ranch North que "no vivían en esa zona o no tenían permiso para estar allí y se negaban a irse", según ha contado una portavoz de la Policía de McKinney, Sabrina Boston.

   Cuando los agentes llegaron al lugar, se encontraron con "una enorme multitud que se negaba a cumplir las órdenes de la Policía", lo que provocó que se desplegaran más efectivos.

  

Previa YoutubeCargando el vídeo....

   Sin embargo, Brandon Books, el joven que grabó el vídeo con su teléfono, indicó que encontró la 'pool party' en Twitter y que estaba abandonando la piscina con sus amigos cuando escuchó una pelea afuera. Books ha indicado que la pelea había acabado cuando los policías llegaron, pero que estos empezaron a perseguir a los jóvenes y a tumbarlos en el suelo.

   "Cuando comencé a grabar fue justo cuando todos los chicos que habían sido tumbados en el suelo se habían levantado y habían echado a correr. El policía que había perseguido a todos estos chicos estaba apuntando a cada persona negra que veía en el suelo", ha señalado Brooks en un e-mail enviado a NBC News. Sin embargo, la cámara no estaba grabando en el encontronazo previo con la Policía.

   Después de la difusión del video, el Departamento de Policía de McKinney emitió un comunicado vía Facebook para intentar aclarar lo sucedido. Allí explican que los oficiales concurrieron al lugar luego de un llamado en el que se denunciaban incidentes que involucraban a varios adolescentes.

   Tras esto, la Policía abrió una investigación y decidió poner en situación de baja administrativa al oficial que protagoniza el polémico vídeo, hasta que culminen las indagaciones, explicó en rueda de prensa el jefe de Policía de la localidad, Greg Conley.

   "Han surgido algunas preocupaciones por la conducta de unos de los oficiales en el lugar de los hechos", admitió Conley. "El Departamento de Policía de McKinney está comprometido con el trato a todas las personas por igual conforme a la ley. Estamos comprometidos para preservar la paz y la seguridad de nuestra comunidad y de todos nuestros ciudadanos", subrayó, según informaron los medios estadounidenses.