Actualizado 28/04/2015 12:44 CET

Más de 4.000 muertos a causa del terremoto en Nepal

Un hombre delante de casas derruidas por terremoto en Nepal
Foto: NAVESH CHITRAKAR / REUTERS

NUEVA DELHI, 28 Abr. (Reuters/EP) -

   El último balance de víctimas por el terremoto en Nepal ha ascendido al menos a 4.310 muertos y a 7.953 heridos, según ha informado este martes el portavoz del Ministerio del Interior, Laxmi Dhakal, tal y como ha recogido la cadena de televisión estadounidense CNN.

   La cifra supone un aumento de más de 600 fallecidos respecto a las cifras del día anterior que hablaba de 3.218 víctimas mortales. Además, si el Gobierno afirmaba el lunes que temía que el balance del seísmo pueda alcanzar los 5.000 muertos, durante la mañana del martes el primer ministro de Nepal, Sushil Koirala, ha admitido que el número de fallecidos podría superar los 10.000 muertos. 

   Tanto el terremoto como sus réplicas han causado una gran devastación en el país y en la región.  En India el balance de muertos a causa del seísmo es de 62, mientras que otras 20 personas han fallecido en la región china de Tíbet.

   Según las cifras ofrecidas por el Ministerio del Interior, 875 personas han muerto en Sindhupalchwok; 808 en Katmandú; 247 en Dhading; 245 en Nuwakot; 223 en Gorja; 232 en Bhaktapur; 191 en Kavre; 155 en Lalitpur; 150 en Rasuwa; 65 en Dolaja; 29 en Ramechhap; 33 en Makwanpur; 16 en Jotang, y 15 en Okhaldhunga.

   El Gobierno nepalí ha asegurado que la prioridad es el rescate de las personas atrapadas y la distribución de ayuda de primera necesidad a las víctimas del terremoto.

   En la primera rueda de prensa desde la tragedia, el portavoz del Gobierno, Leela Mani Poudel, ha indicado que las operaciones de rescate están centradas en los distritos más afectados por el seísmo, incluidos Gorja, Dhading, Sindhupalchowk y Kathmandú.

   El responsable del Gobierno ha reconocido que las operaciones de rescate y el reparto de ayuda se está topando con "nuevos retos, ya que nuestra capacidad no ha sido capaz de satisfacer las abrumadoras demandas".

   Poudel ha dicho que pese a que ya ha comenzado a llegar ayuda de distintos países siguen haciendo falta tiendas de campaña, mantas, medicinas y agua potable. Igualmente, ha reconocido que la gestión de los cuerpos de las víctimas podría suponer un reto en los próximos días, según informa el portal eKantipur.

     El Gobierno nepalí ha declarado crisis nacional y ha establecido un fondo de 500 millones de rupias nepalíes (casi 4,52 millones de euros) para la reconstrucción de las infraestructuras dañadas. Asimismo, ha solicitado la colaboración de todos los sectores de la sociedad para hacer frente a la tragedia.

   El terremoto del sábado, que arrasó el densamente poblado valle de Katmandú y provocó una mortal avalancha en el Everest, es el más grave sufrido por Nepal desde el registrado en 1934, cuando hubo unos 8.500 muertos.