Actualizado 17/09/2016 08:29 CET

El asesinato de Tachito, el final de la sangrienta dinastía de los Somoza

Anastasio Somoza Debayle
WIKIMEDIA COMMONS

   MANAGUA, 17 Sep. (Notimérica) -

   Para sus familiares y amigos era conocido como 'Tachito', para el resto de los nicaragüenses era Anastasio Somoza DeBayle, hijo de Anastasio Somoza García, y miembro de una larga e influyente dinastía de origen europeo, que dirigió con mano férrea Nicaragua, desde 1937 a 1979.

   Los Somoza crearon en el país centroamericano su imperio, tanto económico como político, e instauraron una forma de gobierno dinástica, de este modo, lograron permanecer de forma casi ininterrumpida en el Ejecutivo. Cuando no podían gobernar, colocaban a 'títeres' en su lugar, que obedecían sus órdenes.

   Todas estas artimañas les permitieron amasar una de las más grandes fortunas de Latinoamérica, hasta que finalmente fueron derrocados del poder por los guerrilleros del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), durante la Revolución Sandinista, un proceso que se prolongó hasta 1990 y que devolvió un gobierno democrático al país.

   En la actualidad, los miembros restantes de la familia viven en el exilio. Este sábado 17 de septiembre se cumplen 36 años de la muerte de Anastasio Somoza Debayle, un asesinato que puso punto y final a todo un clan de dictadores en Nicaragua.

   Tachito nació en el año 1925, cuando su padre ocupaba una condición mucho menos acomodada, trabajando como plantador de café. Su madre, Salvadora Debayle, pertenecía, sin embargo, a una familia rica, que contaba con fuertes relaciones con el gobierno.

   Siendo el tercero y el más joven de los hijos de Anastasio Somoza García, Tachito comenzó sus estudios en Managua, aunque pronto cambió las aulas nicaragüenses por las americanas, donde estudió en la Academia Militar de La Salle en Oakdale (Nueva York), y se licenció en Ingeniería hidráulica.

   Tan solo un año después, en 1947, su padre le nombró jefe de la Guardia Nacional. El primer Somoza llegó al gobierno del país con promesas democráticas, sin embargo, pronto se deshizo de esta idea, moldeando a la Guardia para que se sometiera a sus deseos.

EL REGRESO A NICARAGUA

   Tras cerca de 30 años en Estados Unidos, Tachito regresó a su país natal sintiéndose más estadounidense que centroamericano, incluso, llegaría a hablar inglés mejor que su lengua materna, el español, un hecho que le llevaría a pronunciar discursos con dificultad con su llegada al poder.

   Después de cursar estudios militares, su padre le otorgó el mejor regalo que podría tener: un ejército. De este modo, jamás abandonó su lado y le apoyó también en el golpe de Estado de mayo de 1947.

   Los años 50 fueron años de gran trasiego para el nicaragüense, que tuvo una hija ilegítima --Julia Patricia, que más tarde se casó con el dueño de la revista Visión-- y contrajo matrimonio con su prima, Hope Portocarrero de Somoza, con la que tuvo cinco hijos, el primogénito llamado Anastasio Somoza, un nuevo Anastasio para el clan.

   Tachito pasó la mayor parte de su vida en Nueva York, además su esposa también era estadounidense, por lo que decidió que lo mejor era que sus hijos cursaran estudios en el extranjero. Durante la mayor parte del tiempo se comunicaba en inglés, un idioma en el que tenía una mayor soltura.

UN NUEVO SOMOZA EN EL PODER

   Tras el asesinato del padre de ambos, Luis Somoza Debayle --hermano de Tachito-- accedió a la Presidencia. Además, Anastasio y sus hermanos heredaron un patrimonio de cerca de 200 millones de dólares, una fortuna que rápidamente triplicaron.

   Tachito tomó posesión en 1967, después de la muerte de su hermano. Durante su gobierno, las relaciones con Estados Unidos se incrementaron todavía más. Entre sus gestiones destaca que logró levantar el embargo al que Estados Unidos había sometido a Haití.

   Su segundo mandato, después del terremoto que sufrió Nicaragua que dejó miles de víctimas, supuso un gobierno mucho más estricto y dictatorial, con fuertes controles a la prensa. Por este motivo y ante el aumento de las tensiones, Somoza decidió dimitir en 1979, cuando se aseguró de que contaría con cobijo en Estados Unidos.

   Finalmente, fue asesinado el 17 de septiembre 1980 en la lujosa avenida Generalísimo Franco, conocida en la actualidad como avenida España, en Asunción, Paraguay, por un grupo guerrillero argentino denominado Ejército Revolucionario del Pueblo, encabezado por el marxista revolucionario argentino Enrique Haroldo Gorriarán Merlo (alias Ramón).

   Según las estimaciones, las fortuna de Somoza ascendía a 1.000 millones de dólares, aunque nunca se supo a ciencia cierta cuánto llegó a tener en realidad, el conocido por muchos como un 'playboy' latinoamericano.