Actualizado 08/08/2015 17:48 CET

Así se ven 10 animales salvajes en un quirófano

   MADRID, 8 Ago. (Notimérica) -

   Es habitual en las personas someterse a pruebas médicas o intervenciones de cirujía para mejorar su estado de salud y su calidad de vida. Sin embargo, puede resultar extraño imaginar a un oso polar, un león o un gorila sobre una mesa de operaciones pasando por un escaner de rayos X.

   Los veterinarios y profesionales sanitarios de zoos o safiris se enfrentan a diario a la dura, aunque gratificante, tarea de mejorar o salvar la vida de perros o gatos, pero también de más de un animal salvaje.

   Animales pequeños o grandes, terrestres, marinos, aves... Son muchos los que se someten a tratamiento o pasan por quirófano para ser curados de tumores, infecciones, heridas o huesos rotos. O incluso a exámenes de ADN que ayudarán a mejorar especies en peligro de extinción.

   En Notimérica te mostramos 10 imágenes en las que animales de todo tipo son intervenidos y curados por equipos de veterinarios de todo el mundo.

   Samuni, un león de ocho años de edad, es preparado por el personal del Ramat Gan Safari Zoo, cerca de Tel Aviv, para una intervención en la que se le extirpó un tumor del abdomen el pasado mes de junio de 2015.

   Un búho real fue sometido, el pasado mes de enero, a un escaner de Rayos X en el hospital chino de Shenyang, para ser tratado de una fractura de hueso que padece en su ala derecha.

   Un tigre de Sumatra llamado Pedang, recibe a sus 14 años un tratamiento de medicina alternativa a base de acupuntura, para curar una infección crónica de oído en Ramat Gan Safari de Tel Aviv.

   Liesel es el gorila más viejo del zoo de Budapest y fue necesario intervenirle quirúrgicamente, a pesar de ser un proceso raro en esta especie, en enero de 2009, a causa de un tumor que pudo causar la muerte del animal. Los médicos examinaron junto a los veterinarios del zoo, el útero de esta hembra de 32 años, tratándose de una anatomía similar a la humana.

   El oso Mango, de 19 años de edad, es preparado para ser sometido a una complicada cirujía sin precedentes de columna vertebral, con el objetivo de eliminar una hernia discal y mejorar su calidad de vida. La operación se realizó en marzo de 2014.

   Los veterinarios tomaron muestras de sangre, cabello y semen de este jaguar macho de 11 años, que en octubre de 2014 fue sometido a un examen genético en el zoo de Buenos Aires. El objetivo era tratar de preservar la especie para el futuro.

   Una tortuga marina de 20 años fue examinada a través de un escaner para comprobar si padecía exceso de aire en sus pulmones. Las pruebas médicas fueron realizadas en abril de 2006, seis meses después de que el animal fuera capturado por un pescador en el mar Mediterráneo.

   Veterinarios preparan a un oso panda procedente del Changqing National Nature Reserve Center para un escaner. El panda sufrió una fractura en la vértebra torácica, posiblemente, tras caerse o haberse peleado con otros osos.

   Un tucán recibe un tratamiento de electroacupuntura, tras haberse fracturado una pata. Los profesionales del hospital veterinario de Brasilia pretenden mejorar la salud de este animal, mediante este tratamiento realizado a finales del pasado mes de julio.

   Un cachorro de canguro permaneció en la incubadora en el zoo de Belgrado durante el mes de abril de 2009, después de caer de la bolsa de su madre. El cachorro debía permanecer en un espacio especialmente acondicionado para poder sobrevivir.