Actualizado 06/09/2015 21:22 CET

Autorizan el uso de marihuana a una niña de 8 años en México

   MÉXICO DF, 6 Sep. (Notimérica) -

   Graciela Elizalde, de ocho años, padece el síndrome conocido como de Lennox-Gastaut, una forma grave de epilepsia que le causa hasta 400 episodios de convulsiones diarios y espasmos difíciles de controlar. Los médicos ya han probado sin éxito decenas de tratamientos para combatir la enfermedad. A partir de ahora, y gracias a la autorización de un juez, podrán probar un nuevo tratamiento con marihuana.

   La niña de ocho años, nacida en Monterrey, padece el síndrome de Lennox-Gastaut, una enfermedad que además de espasmos y graves convulsiones, le provoca un atraso en el desarrollo. La niña ha sido sometida a decenas de tratamientos, todos sin resultados.

   Los médicos han llegado a practicarle una callosotomía, una operación en la que le cortaron tres cuartos del cuerpo calloso del cerebro con el objetivo de controla las crisis que padece. Esta operación tampoco tuvo éxito, sino que por el contrario, aumentó la intensidad de sus convulsiones.

   Por esta razón, los padres de Grace --como llaman cariñosamente a su hija-- pidieron a las autoridades mexicanas la autorización para que se pusiera en práctica un tratamiento experimental con un derivado de la marihuana, utilizado para tratar a estos pacientes en Estados Unidos, Canadá, España, Uruguay y Brasil.

   "Queremos que nuestra hija viva mejor, por eso buscamos más tratamientos", escribieron en una web con el objetivo de conseguir una excepción a la ley e iniciar la importación del medicamento.

   El fármaco para tratar dicha enfermedad está elaborado con cannabidiol (CBC), un aceite derivado de la planta cannabis sativa o marihuana. Este aceite carece de efectos psicoactivos y puede contribuir a paliar los efectos de los espasmos que sufre la niña.

   El juez Martín Santos Pérez concedió a estos padres un amparo que ordena a las autoridades federales permitir a los padres de Grace que importen a México el medicamento. "Con esta medida cautelar no se afecta el interés en que se proporcione a los niños los satisfactores, cuidados y asistencia necesarios para lograr su sano crecimiento y desarrollo pleno", señaló el juez según recoge 'BBC Mundo'.

   Sin embargo, el juez puso como requisito que los padres entreguen el informe de un experto en esta enfermedad que reconozca que la pequeña mejora con este medicamento, además de hace run seguimiento de la evolución.

   "Nosotros no consumimos marihuana, no somos activistas, simplemente buscamos un tratamiento para nuestra hija porque estamos desesperados", señalaron los padres.

   El único paso que les queda es que un médico les recete el compuesto, firmar un consentimiento en el que se detallen los riesgos del tratamiento y probar que se consigue de manera legal en el país donde se fabricó.

   Los padres de Grace tienen previsto comprar el cannabidiol en Colorado, Estados Unidos, donde la venta y el uso de la marihuana es legal. Este compuesto puede servir para reducir el dolor y la inflamación y controlar las convulsiones epilépticas, según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de la red estadounidense de Institutos Nacionales de Salud (NIH, por su sigla en inglés).