Actualizado 16/05/2006 14:31:40 +00:00 CET

Bolivia.- Autoridades indígenas pedirán hoy en Madrid a Repsol YPF unos 32 millones de euros por daños a su comunidad

La Asamblea guaraní pedirá también al Gobierno que defina "su postura ante las empresas que, como Repsol YPF, violan las leyes en Bolivia"

MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

Autoridades de la Asamblea del Pueblo Guaraní de Itika Guasu, ubicado en el departamento de Tarija, se reunirán esta tarde en Madrid con altos representantes de Repsol YPF, a quienes solicitarán el pago de 42 millones de dólares (unos 32,7 millones de euros) a su comunidad en compensación por los daños medioambientales y socioculturales causados por la petrolera durante los 10 últimos años en territorio guaraní, donde se sitúa Campo Margarita, la reserva de gas más importante de Bolivia.

Así lo manifestaron hoy en rueda de prensa el capitán (presidente) de la Asamblea guaraní, Fabián Callo, y el responsable de Medio Ambiente de la organización (ministro), Venildo Vaca, quienes basan su demanda en el informe realizado por Henrry Guardia, miembro de la ONG boliviana CEADES, sobre el daño generado por Repsol en el área.

Los representantes de la Asamblea del Pueblo Guaraní, quienes llegaron hoy a España en el marco de la gira europea que iniciaron para denunciar la situación de las comunidades indígenas frente al "abuso" de las transnacionales, pedirán también a las autoridades españolas que defina "su postura ante las empresas que, como Repsol YPF, violan las leyes en Bolivia", indicó Guardia.

La delegación, que permanecerá en la capital hasta este jueves, tienen previstas reuniones con autoridades del Gobierno español responsables en las áreas de Economía, Agustín Meiner; Turismo, Juan Carlos Sánchez de Alonso, y Derechos Humanos, Fernando Fernández Arias. También solicitaron ver al portavoz parlamentario del PSOE, Diego López Garrido, cita que está aún por cerrar.

Asimismo, solicitaron un encuentro aún por confirmar con el portavoz de Asuntos Exteriores del Partido Popular (PP) en el Congreso de los Diputados, Gustavo de Arístegui, porque, según explicó Guardia, "defendió los intereses de la empresa (Repsol YPF) en Bolivia y queremos que sea consciente de nuestras denuncias". Además, pidieron entrevistas con Izquierda Unida (IU) y representantes de Convergencia y Unió (Ciu).

VIOLANDO LAS LEYES

Las autoridades de la Asamblea guaraní denuncian que la compañía hispano-argentina "no respetó el convenio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) por el que se exige el pago de compensaciones justas a la comunidad por los daños medioambientales causados". "La empresa sólo realizó obras sociales levantando lavanderías sin grifos y colegios o parques que se están derrumbando (...) no es una compensación justa", insistió Guardia.

Además, la comunidad es ahora "más pobre que cuando llegó Repsol, cuya presencia en el país se ha convertido en "una sistemática violación a los Derechos indígenas y al respeto a la identidad cultural del pueblo guaraní" con gestos como el de construir campamentos en lugares sagrados como el 'Ivoca', un cementerio "similar en carácter sagrado para nosotros como una catedral", explicó el responsable del informe sobre los daños a los guaraní.

El objetivo de sus denuncias es lograr una compensación económica de Repsol para poner en marcha un Plan de Desarrollo en la comunidad y el "compromiso público de transparencia y de cambio de actitud" de la hispano-argentina ante los indígenas en Bolivia.

La presentación de sus demandas se enmarca dentro de las actividades desarrolladas por 'Ripsol 2006', campaña organizada por cerca de una veintena de organizaciones humanitarias de Latinoamérica, entre las que se cuenta Ecologistas en Acción o la Plataforma de Solidaridad con Bolivia, entre otras.

En el marco de esta iniciativa, el próximo 16 de junio se organizará una 'contrajunta' coincidiendo con la junta de accionistas de Repsol YPF en Madrid para protestar por las violaciones a los derechos de los pueblos indígenas cometidas por la compañía.